Ponencia de la Magistrada Blanca Rosa Mármol de León.

 

         De conformidad con lo establecido en los artículos 458 y 459 del Código Orgánico Procesal Penal,  corresponde a este Tribunal Supremo de Justicia, en Sala de Casación Penal, pronunciarse sobre la desestimación o no de los recursos de casación interpuestos por  la Defensora Pública Penal del Circuito Judicial del Estado Miranda  RAQUEL DEL CARMEN MORILLO LINARES a favor del ciudadano JESÚS ENRIQUE MONTIEL SEGOVIA, venezolano, titular de la cédula de identidad No. 9.434.269; y por el abogado MANUEL ALFONSO BIEL MORALES, inscrito en el Inpreabogado bajo el No 36.075, a favor del ciudadano JORGE FELIX BENCOMO REINA, titular de la cédula de identidad No.   11.977.140, contra la sentencia dictada por la Corte de Apelaciones del Estado Miranda que  en fecha 24 de mayo de 2001  CONDENO  a los referidos imputados a cumplir las penas de OCHO AÑOS DE PRESIDIO, por la comisión del delito de ROBO A MANO ARMADA, previsto y sancionado en el artículo 460 del Código Penal, cometidos en perjuicio de los ciudadanos GERARDO ELIAS CARPIO PEREZ, EVELYN AIDA CHIQUITO DE CARPIO, JOSE LEONARDO ARAUJO RUIZ, SILVIA NINOSKA GONZALEZ, YANGEL CARPIO, RAQUEL CARPIO CHIQUITO y BERGEL CARPIO CHIQUITO.

 

         Una vez interpuestos los referidos recursos de casación fue notificada la parte fiscal a los efectos que diese contestación a los mismos, lo cual no realizó.

 

         Recibido el expediente en este Tribunal Supremo de Justicia, en Sala de Casación Penal correspondió la elaboración de la presente ponencia a la Magistrada quien con tal carácter suscribe la presente decisión.

 

         Cumplidos como han sido los demás trámites procedimentales, se pasa a dictar sentencia en los términos siguientes:

 

 

 

HECHOS

 

         El día domingo 20 de septiembre de 1998, en la Quinta Mis amigas ubicada en la Calle Cafetal, Conjunto Residencial Agua Miel, Casa No. 5, Colinas de Carrizal, jurisdicción del Estado Miranda se presentaron cuatro sujetos armados, donde tres de estos individuos ingresaron a la vivienda portando armas de fuego sometiendo a la familia CARPIO CHIQUITO y a unos amigos que se encontraban de visita, bajo amenaza de muerte y amarrando con cintas adhesivas a todos los que se encontraban presentes en la Quinta Mis Amigas, procedieron a llevarse prendas, artefactos eléctricos, dinero y un vehículo marca Chevrolet Blazer 4 x 4 color verde, placa YBY444.

 

         Aparecen como responsables de tales hechos los imputados JORGE FELIX BENCOMO REINA, JESUS ENRIQUE MONTIEL SEGOVIA y TITO LARA COLMENARES (evadido del Internado de Los Teques.)

 

RECURSO DE CASACION INTERPUESTO POR LA DEFENSA DEL CIUDADANO JESÚS ENRIQUE MONTIEL SEGOVIA

 

         Con base en el artículo 452 del Código Orgánico Procesal Penal, denuncia la formalizante que la sentencia impugnada adolece del vicio de inmotivación, y que la recurrida violó por inobservancia el artículo 190 del Código Orgánico Procesal Penal, en relación con los artículos 1, 12 y 18  ejusdem.  Así mismo denuncia la infracción del artículo 49 ordinal 1° de la Constitución vigente.

 

         Hace la formalizante una serie de planteamientos sobre por qué considera que el fallo impugnado carece de motivación y el por qué a su juicio fueron infringidas las normas denunciadas como violadas, citando jurisprudencia de la Sala de Casación Penal.

 

         Aduce la impugnante:

 

"...La Sala al no expresar de modo metódico y racional el examen y comparación individual y de conjunto, de los medios de prueba en orden a las conclusiones a las que arriba, violó el artículo 190 del Código Orgánico Procesal Penal en relación con los artículos 12, 18 y ejusdem, así como el artículo 49 numeral 1 y el artículo 26 ambos de la Constitución vigente, y así pedimos sea declarado.

Es por lo antes expuesto que solicito del Tribunal Supremo de Justicia, sea admitido el recurso de casación, conforme al artículo 459 del Código Orgánico Procesal Penal y declare CON LUGAR el recurso interpuesto y ANULE la sentencia impugnada...”.

 

 

         La Sala para decidir observa:

 

         De la lectura de la denuncia presentada se evidencia que la misma carece de la debida fundamentación, toda vez que la formalizante se limita a denunciar la inmotivación del fallo recurrido y la infracción de varias disposiciones legales contenidas en el Código Orgánico Procesal Penal y en la Constitución, sin explicar en que consistieron tales infracciones.

 

         El artículo 455 del Código Orgánico Procesal Penal, expresa:

 

"Interposición.  El recurso de casación será interpuesto ante la Corte de Apelaciones o ante el juez presidente del tribunal de jurados que dictó la sentencia, dentro del plazo de quince días después de notificada, mediante escrito fundado en el cual se indicarán, en forma concisa y clara, los preceptos legales que se consideren violados por inobservancia o errónea aplicación, declarando de qué modo impugna la decisión, con expresión del motivo que la hace procedente, y fundándolos separadamente si son varios.  Fuera de esta oportunidad no podrá aducirse otro motivo".

 

         Y por cuanto la recurrente no cumplió con los extremos supra señalados, la presente denuncia debe ser desestimada por manifiestamente infundada, de conformidad con el artículo 458 del Código Orgánico Procesal Penal.  Así se decide.

 

RECURSO DE CASACION INTERPUESTO POR LA DEFENSA DEL CIUDADANO JORGE FELIX BENCOMO REINA

 

         PRIMERA DENUNCIA:

 

         Con base  en el artículo 452 del Código Orgánico Procesal Penal denuncia el formalizante que la recurrida incurrió en el vicio de quebrantamiento de formas sustanciales que causan indefensión.

 

         Hace el formalizante una serie de planteamientos poco precisos sobre lo que él considera que constituye el vicio denunciado, y señala que fue violado el artículo 508 ordinal 2° del Código Orgánico Procesal Penal, el derecho a la defensa y el debido proceso.

 

         La Sala para decidir observa:

 

         De la lectura de la anterior denuncia se evidencia que la misma se basa en el supuesto vicio de "quebrantamiento de formas sustanciales que causaron indefensión”.

 

         El artículo 452 que sirve de fundamento a la presente denuncia expresa:

 

"Motivos.  El recurso de casación sólo podrá ser fundado en que la decisión se base en la inobservancia o errónea aplicación de un precepto legal; o en la falta, contradicción o manifiesta ilogicidad de la motivación; o cuando se funde en hechos no constitutivos de prueba alguna, o en pruebas obtenidas mediante infracción de preceptos constitucionales o a través de medios que la ley no autorice.

Cuando el precepto legal que se invoque como violado constituya un defecto del procedimiento, el recurso sólo será admisible si el interesado ha reclamado oportunamente su subsanación, salvo en los casos de infracciones de garantías constitucionales o de los producidos después de la clausura del debate”.

 

         El vicio denunciado por el recurrente no se encuentra contenido dentro de los casos previstos en el artículo 452 transcrito, el cual señala los vicios que hacen posible el recurso de casación contra las sentencias dictadas por las Cortes de Apelaciones.

 

         En consecuencia, la presente denuncia debe ser declarada desestimada por manifiestamente infundada, de conformidad con el artículo 458 del Código Orgánico Procesal Penal.  Así se decide.

 

         SEGUNDA DENUNCIA:

 

         El recurrente denuncia que la sentencia impugnada adolece del vicio de inmotivación al no enunciar los hechos y circunstancias que fueron objeto del juicio, ni determinar los hechos que el Tribunal consideró acreditados,  incumpliendo por ello lo señalado  en los ordinales 2° y 3° del artículo 512 del Código Orgánico Procesal Penal.

 

         En tal sentido expresa:

 

"En el presente caso se denuncia por haber resultado violados o incumplidos los requisitos a que se refieren los ordinales 2° y 3° del artículo 512 del Código Orgánico Procesal Penal, por ser aplicable al presente caso:  Ya que se trata de pruebas promovidas y evacuadas durante la vigencia del Código de Enjuiciamiento Criminal (proceso en transición).

Así lo tiene sustentado el Tribunal Supremo de Justicia, según sentencia.  Razón por la cual la sentencia deberá ser revocada por falta de motivación de acuerdo con lo previsto en los ordinales 2° y 3° del artículo 512 del Código Orgánico Procesal Penal, ordenándose en consecuencia dictar nueva sentencia (se anexa extracto de sentencia).

En consecuencia y tomando como principio general la motivación a que ésta obliga al juez al decidir o sentenciar, es bueno tener presente lo que significa motivar una decisión y a tal efecto tenemos: Se copia extracto del criterio de la otrora Corte Suprema de Justicia, tomada del repertorio Pierre Tapia, en sus páginas 310 y 311 del tomo XI de 1993.

‘La motivación del Fallo:  El artículo 42 del Código de Enjuiciamiento Criminal exige como requisito fundamental de la parte expositiva de la sentencia...Exige igualmente esta disposición que, en la parte motiva, se expresan las razones de hecho y de derecho en que se funde la sentencia...con respecto a la motivación del fallo, esta Corte ha reiterado en innumerables sentencias que ella no puede consistir en una enumeración material o incoherente de pruebas, ni una reunión heterogénea o incongruente de hechos, razones y leyes, sino un todo armónico formado por elementos diversos que elaboren entre sí, que converjan a la necesaria conclusión, para ofrecer segura y clara a la decisión que descansa en ello’.

En consecuencia deberá ser revocada la sentencia recurrida, por evidente inmotivación y flagrantes vicios de violación del debido proceso y violación del derecho de defensa.  La cual es la pretensión de esta defensa, mediante este recurso de casación:  en caso de ser encuadrada dentro de los supuestos del artículo 449 del Código Orgánico Procesal Penal en su primer aparte; dada las innumerables violaciones denunciadas y falta de plena prueba, en el presente proceso de investigación penal.

Señores Magistrados, han sido tantas las violaciones en que ha incurrido inicialmente la Jueza abog. HILDA JOSEFINA OROPEZA, al dictar la decisión en el proceso de transición, sin haber ordenado el avocamiento de su persona; con lo cual también se incurrió en violación al Debido Proceso y Derecho a la Defensa; y que por demás ha quedado demostrada su falta de conocimiento y entereza en revisar las actas del expediente, al igual que los miembros de la Corte de Apelaciones, quienes han incurrido en el vicio de...”.

 

 

         La Sala para decidir observa:

 

         De la lectura de la presente denuncia se evidencia que en la misma se señalan como infringidos por la Corte de Apelaciones  los ordinales 2° y 3° del artículo 512 del Código Orgánico Procesal Penal, por no haber establecido el Juzgador a quo los hechos  que el Tribunal estimó acreditados.  Luego indica el formalizante en esta denuncia que la sentencia impugnada deberá ser revocada, en caso de ser encuadrada dentro de los supuestos del artículo 449 del Código Orgánico Procesal Penal en su primer aparte.

 

         Evidentemente no resultan claros ni precisos los argumentos esgrimidos por el formalizante, por lo que la presente denuncia debe ser desestimada por manifiestamente infundada, de conformidad con el artículo 458 del Código Orgánico Procesal Penal.  Así se decide.

 

 

 

            TERCERA DENUNCIA:

 

         Denuncia el formalizante el ordinal 2° del artículo 444 del Código Orgánico Procesal Penal, que la sentencia impugnada incurre en los vicios de "Contradicción y de ilogicidad".

 

         Expresa el formalizante:

 

"...Contradicción:  Como podrá apreciarse, el Tribunal dio por probado la corporiedad en el delito de Robo Agravado, previsto y sancionado en el artículo 460 del Código Penal Venezolano, según el ‘análisis’ de las pruebas:  pero en forma sorprendente, no califica ni da por probado el delito de Porte Ilícito de arma de fuego, ni mucho menos lo imputa a nuestros defendidos; ni extrae de ninguna declaración la existencia del arma, ni mucho menos de alguna experticia.  Por ello Ilustres Magistrados de esta Honorable Corte de Apelaciones, la sentencia resulta contradictoria e ilógica, a criterio de esta defensa.

Ahora bien ciudadanos Magistrados, el tribunal esgrimió lo siguiente:

‘Por las consideraciones anteriores, esta Sala da ´por comprobado la comisión del delito de ROBO A MANO ARMADA, ....quedando desvirtuados los alegatos de la defensa, al analizar en el presente fallo las pruebas que implica a los...’.

Resulta contradictorio e ilógico, que los Magistrados para fundamentar su contradictoria e infundada sentencia, esgrima hechos como los anteriores, es decir, que quedan desvirtuadas las pruebas de la defensa, sin analizarlas o desestimarlas conforme a la valoración de las pruebas, en el proceso de transición.

Finalmente pido que el presente escrito contentivo del recurso de casación sea remitido al Tribunal Supremo de Justicia, conforme a la ley...”.

 

 

         La Sala para decidir observa:

 

         De la lectura de la anterior denuncia se evidencia que el formalizante  basa la misma en el ordinal 2° del artículo 444  del Código Orgánico Procesal Penal por haber incurrido el fallo impugnado en los vicios de contradicción e ilogicidad.

 

         El artículo 444 que sirve de fundamento a la presente denuncia contiene los motivos por los cuales podrá interponerse el recurso de apelación contra las sentencias; y no los motivos que hacen procedente el recurso de casación contra los fallos dictados por las Cortes de Apelaciones.

 

         Y por cuanto la presente denuncia carece de la debida fundamentación, la misma debe ser declarada desestimada por manifiestamente infundada, de conformidad con el artículo 458 del Código Orgánico Procesal Penal.  Así se decide.

 

         A pesar de que conforme a la ley, se desestima por manifiestamente infundado el recurso interpuesto, esta Sala revisó la sentencia impugnada constatándose que su contenido coincide con la realización de la justicia por sobre formalidades superfluas, y que, por otra parte, satisface la aplicación del derecho en el establecimiento de un fallo justo, todo de conformidad con los artículos 257 de la Constitución de la República y 13 del Código Orgánico Procesal Penal.

 

D E C I S I O N

 

          Por las razones expuestas, este Tribunal Supremo de Justicia, en Sala de Casación Penal, Administrando Justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley, DECLARA DESESTIMADOS POR MANIFIESTAMENTE INFUNDADOS los recursos de casación interpuestos por la defensa de los imputados  JESÚS ENRIQUE MONTIEL SEGOVIA y JORGE FELIX BENCOMO.

 

         Publíquese, regístrese  y bájese el expediente.

 

         Dada, firmada y sellada en el Salón de Audiencias del Tribunal Supremo de Justicia, en Sala de Casación Penal, en Caracas a los TRECE días del mes de NOVIEMBRE del año dos mil uno. Años: 191° de la Independencia y 142° de la Federación.

 

El Presidente,

 

Rafael Pérez Perdomo

El Vicepresidente,                             

 

Alejandro Angulo Fontiveros 

La Magistrada Ponente,

 

Blanca Rosa Mármol de León

La Secretaria,

 

Linda Monroy de Díaz

 

BRMdL/rder.

RC EXP. No. 01-0651