Caracas,   27    de   abril    de 2006

196° y 147°

 

 

Ponencia de la Magistrada Blanca Rosa Mármol de León.

 

En oficio N° 0063 del 22 de enero de 1998, suscrito por el entonces Ministro del antes Ministerio de Justicia, dirigido a la Presidenta de la antigua Corte Suprema de Justicia, se remite la “relación de documentos debidamente traducidos, enviado por la competente Autoridad Italiana sobre los hechos objetos de las investigaciones, mediante Nota Diplomática N° 2970 del 16-12-97, dirigida a la Dirección General Sectorial de Relaciones Consulares del Ministerio de Relaciones Exteriores, en la cual ha sido  solicitada la búsqueda y detención provisional con fines de extradición del ciudadano ANASTASIO MICHELE…”.

 

En fecha 20 de febrero de 1998 se dio cuenta de la solicitud de extradición y se ordenó pasarlo al Juzgado de Sustanciación.

 

En oficio Nº 482 del 6 de marzo de 1998, suscrito por el entonces Ministro de Justicia, dirigido al Presidente de esta Sala, se lee: “En tal sentido, le informo que ordené a la Oficina de INTERPOL adscrita al Cuerpo Técnico de Policía Judicial, la búsqueda y arresto del solicitado.  Una vez producida la detención, le notificaré sobre el Centro de reclusión, a los fines de los trámites correspondientes a la solicitud de extradición…”.

 

En oficio N° 731 de fecha 19 de julio de 2002, suscrito por el Presidente de esta Sala, se solicita la colaboración del Ministro de Interior y Justicia, a fin de que “informe a esta Sala si el ciudadano de nacionalidad italiana, ANASTASIO MICHELE, se encuentra detenido y, en caso afirmativo, indicar el sitio de reclusión.  Se requiere tal información a los efectos de substanciar el procedimiento de extradición del referido ciudadano, solicitado por el Gobierno de la República de Italia…”.

 

En oficio Nº 732 de esa misma fecha, se remitió copia certificada da la presente solicitud de extradición al ciudadano Fiscal General de la República para dar cumplimiento a lo establecido en el artículo 108 numeral 16 del Código Orgánico Procesal Penal.

 

En oficio de fecha 21 de agosto de 2002, el Fiscal General de la República, observo: “Del contenido de la referida Nota Diplomática se evidencia, que las autoridades italianas sólo solicitan la búsqueda y detención provisional con fines de extradición del referido ciudadano y al respecto únicamente adjuntan fotocopia de tres escritos consignados por la Fiscalía General de la República de Italia ante el Tribunal de Nápoles, debidamente traducidos a español, reservándose la presentación de la documentación suplementaria de la extradición, en los plazos establecidos en el Convenio suscrito entre Venezuela e Italia, razón por la cual no reposan en el expediente ni la orden de detención preventiva, ni la solicitud formal de extradición, ni los documentos que la fundamentan, resulta imposible para este Despacho verificar la existencia de elementos esenciales, como serían entre otros, la naturaleza y quantum de la pena, así como la doble incriminación.

 

En consecuencia, ante la inexistencia de las formalidades necesarias, la opinión del Ministerio Público se orienta hacia la improcedencia de la tramitación anticipada de la extradición correspondiente al ciudadano ANASTASIO MICHELE…”.

 

En fecha 7 de abril de 2006, se dio cuenta en Sala del recibo del expediente y de conformidad con la ley se le asignó la ponencia a la Magistrada Blanca Rosa Mármol de León.

 

Esta Sala para decidir observa:

De la revisión realizada al expediente, se evidencia que la Embajada de Italia en Nota Nº 1991, de fecha 8 de septiembre de 1997, solicitó la búsqueda y detención provisional con fines de extradición del ciudadano Italiano ANASTASIO MICHELE, nacido en Nápoles – Italia, el 23 de abril de 1953, quien al parecer se encuentra domiciliado en Venezuela. A tales efectos adjuntó copia de tres relaciones debidamente traducidas, sobre los hechos objeto de las investigaciones, reservándose presentar también documentación suplementaria en los plazos establecidos en el tratado de extradición y asistencia judicial en materia penal vigente entre ambos países.

 

Asimismo, se observa que desde entonces hasta la fecha no consta en actas que el ciudadano solicitado se encuentre privado de su libertad, ni tampoco se sabe cual es su ubicación actual.

 

Como bien lo hemos señalado en anterior jurisprudencia, para proseguir con el procedimiento de extradición establecido en el Código Orgánico Procesal Penal, se requiere de conformidad con lo pautado en el artículo 396 eiusdem, que se aprehenda al solicitado, de acuerdo con la solicitud hecha por el Ministerio Público al Tribunal de Control.

 

Es entonces a partir de la aprehensión del solicitado que se fijará el término para la presentación de la documentación necesaria, así como para la realización de la audiencia pública a la cual concurrirán el representante del Ministerio Público, el imputado, su defensor y el representante del gobierno requirente.

 

De manera que al no verificarse la aprehensión del ciudadano Italiano ANASTASIO MICHELE, resulta imposible para la Sala cumplir con lo estipulado en el Código Adjetivo Penal específicamente en cuanto al procedimiento de extradición pasiva, lo que impide resolver sobre la procedencia o no de la solicitud de extradición requerida por el Gobierno de Italia. Así se declara expresamente.          

 

  Publíquese, notifíquese, regístrese y archívese. Ofíciese lo conducente.       

 

El Magistrado Presidente,

 

Eladio Aponte Aponte

 

El Magistrado Vicepresidente,                   La Magistrada Ponente,

 

Héctor Coronado Flores                Blanca Rosa Mármol de León

 

La Magistrada,                                              La Magistrada,

 

Deyanira Nieves Bastidas                Miriam Morandy

 

La Secretaria,

 

Gladys Hernández González

BRMdeL/hnq.

Ext. N°  98-0130