Caracas,  07 de FEBRERO de 2006

195° y 146°

 

Ponencia de la Magistrada Blanca Rosa Mármol de León.

 

         De conformidad con lo dispuesto en los artículos 462 y 465 del Código Orgánico Procesal Penal, corresponde a este Tribunal Supremo de Justicia, en Sala de Casación Penal, pronunciarse sobre la desestimación o no del recurso de casación interpuesto por los abogados JOSE JOEL GOMEZ CORDERO y GIOCONDA ARIAS, inscritos en el Inpreabogado bajo los números 57.049 y 14.579, respectivamente, en su carácter de defensores del ciudadano ARMANDO BLANCO ESCALONA, Cédula de Identidad 6.371.253, contra la sentencia dictada por la Sala 10 de la Corte de Apelaciones del Circuito Judicial del Area Metropolitana de Caracas, que DECLARO SIN LUGAR el recurso de apelación ejercido contra el fallo del Juzgado Décimo Octavo de Primera Instancia en Funciones de Juicio del referido Circuito Judicial, que CONDENO al nombrado acusado a cumplir la pena de DIECISIETE AÑOS DE PRESIDIO, como autor de los delitos de HOMICIDIO CALIFICADO EN GRADO DE FRUSTRACIÓN, HOMICIDIO INTENCIONAL y PORTE ILICITO DE ARMA DE FUEGO, previstos en los artículos 406 en relación con el artículo 82 del Código Penal reformado, 407 y 278 del Código Penal.

 

         El recurso no fue contestado por la parte fiscal.

 

         Remitidos los autos a este Tribunal Supremo de Justicia, Sala de Casación Penal, correspondió la elaboración de la ponencia a la Magistrada quien con tal carácter suscribe la presente decisión.

 

         Cumplidos como han sido los demás trámites procedimentales, se pasa a dictar sentencia en los términos siguientes:

 

HECHOS

            El Juzgado Décimo Octavo de Primera Instancia en Funciones de Juicio estableció:

“...Obteniendo la certeza, esta juzgadora a través de las deposiciones antes transcritas, así como los medios de prueba adminiculados, que ciertamente el día 24 de enero, siendo aproximadamente las 6:00 de la tarde, en la parte superior (platabanda de la vivienda habitada por la hoy occisa MADRID DE BLANCO THAIDE JEANNETTE, el hoy acusado ARMANDO BLANCO ESCALONA y sus dos hijos GABRIEL ARMANDO BLANCO MADRID y ABRAHAN JUNIOR BLANCO MADRID, se suscitó un incidente entre el hoy acusado y la persona que reside en el inmueble que colinde con la de los esposos BLANCO MADRID, quedando identificado el mismo como CARLOS AUGUSTO CORREA; al tornarse una discusión entre ambas partes más fuerte, producto del impasse por una construcción, el hoy acusado procede a sacar un arma de fuego, situación ésta que trató de evitar la hoy víctima MADRID DE BLANCO THAIDE JEANNETTE, solicitándole a su esposo que depusiera su actitud, a lo cual el hoy acusado voltea, le dice, ‘cállate coño’ y dispara contra la humanidad de la misma, siendo mortalmente herida, debiéndose adminicular a la misma las tomas fotográficas números 4, 5, 6, 7, 8, 9 y 10 que cursan insertas en los folios, sesenta y nueve al setenta y cinco, ambas inclusive, de la reconstrucción de los hechos de la segunda pieza del presente expediente.  Concatenándose con lo dispuesto por la ciudadana MORLES YAYES NOROMARY ANDREINA...Así como también adminiculándose con lo manifestado por el experto en planimetría PATRULLO BELISARIO HERMES EDUARDO...RIVERO  RIOS GERMAIN...SUAREZ FLORES JESÚS OSWALDO...JENNY MORENO GARCIA...CRISTÓBAL MANUEL RIVERA MIRANDA...TORRES NOGALES ANDRES AVELINO...CARRERO RIVERA YILDA MAGALI...CARMONA BASTARDO ODIVER GREGORIO...EVELIN MARGARITA MATUSALÉN LOPEZ...YÉPEZ CONDE EFRAIN...DELFÍN LARA DAMARY DEL VALLE...Dando pleno convencimiento a esta sentenciadora que ciertamente los hechos acaecidos el 24 de enero de 2004, fueron en el siguiente orden, siendo aproximadamente las 6:00 de la tarde de la citada fecha, en la vivienda ubicada en la Parroquia Sucre, sector El Amparo, Calle La Cruz, callejón “D” casa s/n, Catia, en la cual residía el matrimonio BLANCO MADRID, por la occisa MADRID DE BLANCO THAIDE JEANNETTE el hoy acusado ARMANDO BLANCO ESCALONA y sus dos hijos, GABRIEL ARMANDO BLANCO MADRID y ABRAHAN JUNIOR BLANCO MADRID...que al observar que su esposo busca un arma de fuego, trata de persuadirlo para evitar algún accidente lamentar (sic), optando el acusado desde el ángulo en que se encontraba, y portando en su mano izquierda la referida arma de fuego, voltea y acciona la misma contra la humanidad de su esposa, hiriéndola mortalmente a la altura del tórax, tratando éste de socorrerla posteriormente....

(...)

...conducta ésta desplegada por el supramencionado acusado y que encuadra perfectamente dentro del tipo penal como lo es el HOMICIDIO INTENCIONAL, previsto y sancionado en el artículo 405 del reformado Código Penal, aunado al hecho que al practicársele el respectivo examen psiquiátrico, el hoy acusado no presentaba ninguna alteración de sus funciones mentales, es decir, actuó en perfecto estado de conciencia (folio 157 pieza 5)...a todo esto debemos adminicular la deposición del ciudadano (sic) CORREA CARLOS AUGUSTO...GARCIA DE CORREA ANA MARIA....CORREA GARCIA CARLANI ANACAR...JIMÉNEZ ZAMBRANO ROSANTYEL...GABRIEL ARMANDO BLANCO MADRID...ABRAHAM JUNIOR BLANCO MADRID...ARMANDO BLANCO ESCALONA...

(Folios 168 y 169, pieza 5)...Observando esta juzgadora que a través de las deposiciones antes descritas, así como de los medios de prueba adminiculados, dan convencimiento y son  apreciados los mismos, pues que (sic) demostrado que en fecha 24 de enero de 2004....suscitándose una fuerte discusión entre los ciudadanos ARMANDO BLANCO ESCALONA (Acusado) y la víctima CORREA CARLOS AUGUSTO...., ARMANDO BLANCO, a esgrimir un arma de fuego en la humanidad de CARLOS CORRE (sic), haciendo blanco en el mismo, en la entrada, en la cara anterior del tórax, lado izquierdo y orificio de salida en cara posterior del hemotórax izquierdo, producido por herida de arma  de fuego que fue accionada por el hoy acusado...a lo que debemos traer a colación lo depuesto por la ciudadana MADRID QUINTERO NORA KATIUSKA....continuando consecuencialmente con la certeza aportada por todos y cada uno de los órganos de prueba, esta juzgadora explana, lo cual se configura la actitud de alevosía con que ejecutó su acción el hoy acusado, causándolo (sic) una herida al ciudadano CARLOS AUGUSTO CORREA que le pudo haber caudal (sic) la muerte, cuestión ésta que no sucedió, y es así donde queda frustrada la acción del hoy acusado de ver morir al ciudadano CARLOS CORRE (sic), y por lo que dicha conducta encuadra perfectamente en el delito de HOMICIDIO CALIFICADO EN GRADO DE FRUSTRACIÓN, previsto y sancionado en el artículo 406 del Código Penal reformado, en relación con el artículo 82 Ejusdem, en la persona del ciudadano CARLOS CORREA, siendo responsable y culpable del mismo, y así se decide. (folios 169 y 170 pieza 5)...”.

 

      

RECURSO DE CASACIÓN

 

         Primera Denuncia:

         Con fundamento en el artículo 460 del Código Orgánico Procesal Penal, denuncian los recurrentes la violación de los artículos 437, 441 y 457 ejusdem, al haber dejado la recurrida de resolver los puntos señalados en la primera denuncia del recurso de apelación.

 

         Indican los recurrentes el contenido de los puntos dejados de resolver en el recurso de apelación y luego expresan:

“...Ahora bien, considera esta Defensa Privada que la decisión impugnada carece de toda lógica jurídica, toda vez que con ella se violentan los principios fundamentales al debido proceso de la parte recurrente, previstos en el artículo 49 de la Constitución de la República de Venezuela, y al derecho a la Tutela Judicial efectiva, previsto en el artículo 26 ejusdem, referido al derecho que tienen los ciudadanos de dirigir peticiones a los órganos de administración de justicia para hacer valer sus intereses, y a obtener con prontitud una decisión fundada en derecho y motivadamente.  Por tanto, ha debido la Corte de Apelaciones, Sala 10 del Circuito Judicial Penal del Area Metropolitana de Caracas, tal como era su obligación, de conformidad con la norma prevista en el artículo 457 del Código Orgánico Procesal Penal, decidir sobre los puntos señalados por la Defensa Privada...”.

 

         La Sala Para decidir, observa:

         Los recurrentes atribuyen a la recurrida el vicio de falta de motivación al no haber resuelto los puntos que fueron señalados en la primera denuncia del recurso de apelación.

 

         Y por cuanto la presente denuncia se encuentra debidamente fundamentada, la Sala la declara admisible y convoca la correspondiente audiencia pública, de conformidad con el artículo 466 del Código Orgánico Procesal Penal. Así se decide.

 

         Segunda Denuncia:

         Con base en el artículo 460 del Código Orgánico Procesal Penal, denuncian los recurrentes la infracción del artículo 364 ejusdem, al no resolver motivadamente lo solicitado por la defensa en el recurso de apelación.

 

         Transcribe jurisprudencia de la Sala y luego expresa:

“...Dicho vicio, en criterio de esta Defensa Privada, atenta contra los derechos del acusado, violentando por consiguiente una norma de rango constitucional, como lo es el artículo 49 de la Constitución de la República de Venezuela, que aunque no lo dice expresamente, es de la esencia de dicha norma, que todo fallo debe ser motivado, de manera que las partes conozcan los motivos de la absolución o de la condena, o del por qué se declara con o sin lugar un recurso.

La falta de motivación de la sentencia, a criterio de esta Sala, es un vicio que afecta el orden público, toda vez que las partes intervinientes en el proceso, no sabrían cómo se obtuvo el resultado final de la decisión, afectando por consiguiente el principio de la defensa.

Es así como nos encontramos con que dicha sentencia se circunscribe a hacer un recuento de lo acontecido en el juicio oral y público, para luego señalar la enunciación de los hechos objeto del juicio en el que nuevamente vuelve a señalar lo ocurrido en dicho juicio, dejando asentado seguidamente los hechos acreditados por la instancia, para luego continuar transcribiendo las deposiciones de los agentes que actuaron en el procedimiento por el cual se abrió la presente causa, sin que en ningún momento expresara la libre convicción razonada, inaplicando por tanto, el método de la sana crítica que implica observar las reglas de la lógica, los conocimientos científicos y las máximas de experiencias en las que el juez tiene la libertad para apreciar las pruebas, pero explicando las razones que lo llevan a tal convencimiento para tomar la decisión...”.

 

         La Sala para decidir, observa:

         En la presente denuncia los recurrentes atribuyen a la recurrida el vicio de falta de motivación al declarar sin lugar el recurso de apelación interpuesto por la defensa.

 

         Y por cuanto la denuncia en estudio se encuentra debidamente fundamentada la Sala la declara admisible y convoca la correspondiente audiencia pública, de conformidad con el artículo 466 del Código Orgánico Procesal Penal. Así se decide.

 

DECISION

         Por las razones expuestas, este Tribunal Supremo de Justicia, en Sala de Casación Penal, administrando Justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley, DECLARA ADMISIBLE  el recurso de casación interpuesto por  la defensa del acusado. SE CONVOCA la correspondiente audiencia pública, de conformidad con lo establecido en el artículo 466 del Código Orgánico Procesal Penal, que deberá celebrarse dentro de un plazo no menor de quince (15) días ni mayor de treinta (30) días.

 

         Publíquese, regístrese y notifíquese a las partes.

 

El Magistrado Presidente,

 

Eladio Ramón Aponte Aponte

 

El Magistrado Vicepresidente,                              La Magistrada Ponente,

 

Héctor Manuel Coronado Flores                          Blanca Rosa Mármol de León

 

La Magistrada,                                           La Magistrada,

 

Deyanira Nieves Bastidas                                      Miriam Morandy

 

La Secretaria,

 

Gladys Hernández González

 

 

BRMdL/gmg.-

Exp. AA 05-0522