MAGISTRADO PONENTE DOCTOR HÉCTOR MANUEL CORONADO FLORES

 

En fecha 03 de marzo de 2015, la Corte de Apelaciones Sección Adolescente del Circuito Judicial Penal del Estado Cojedes, integrada por los Jueces, MARIANELA HERNÁNDEZ JIMÉNEZ (PONENTE), GABRIEL ERNESTO ESPAÑA GUILLÉN y FRANCISCO COGGIOLA MEDINA, declaró SIN LUGAR el recurso de apelación interpuesto por el abogado JORGE ERNESTO SILVA, actuando en su carácter de defensor privado del ciudadano (identidad omitida), contra el fallo dictado en fecha 28 de noviembre de 2014 y publicado en fecha 05 de diciembre de 2014, por el Tribunal Primero de Primera Instancia en Función de Juicio del Sistema de Responsabilidad Penal de Adolescentes del mismo circuito judicial penal, que CONDENÓ al ciudadano (identidad omitida) a cumplir la sanción de CINCO (05) AÑOS DE PRIVACIÓN DE LIBERTAD, por la presunta comisión del delito de HOMICIDIO CALIFICADO POR MOTIVOS FÚTILES E INNOBLES, EN GRADO DE CÓMPLICE NECESARIO, previsto y sancionado en el artículo 406, numeral 1, del Código Penal, en relación con el numeral 3 del artículo 84 eiusdem, en concordancia con el artículo 64 de la Ley Orgánica sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, con la circunstancia agravante del numeral 3 del artículo 65 ibídem; ROBO DE VEHÍCULO AUTOMOTOR, contemplado en el artículo 5 de la Ley Sobre el Hurto y Robo de Vehículos Automotores, con las circunstancias agravantes establecidas en los numerales 1, 2, 3, 5 y 10 del artículo 6 del referido texto legal; y POSESIÓN ILÍCITA DE ARMA DE FUEGO, previsto en el artículo 111 de la Ley para el Desarme y Control de Armas y Municiones, en concordancia con el artículo 83 del Código Penal.

 

Contra dicho fallo ejerció recurso de casación, el abogado JORGE ERNESTO SILVA SÚAREZ, actuando en su carácter de defensor privado del ciudadano (identidad omitida).

 

Vencido el lapso para la contestación del recurso, llevándose a cabo la realización de tal acto en fecha 31 de marzo de 2015, se remitió el expediente al Tribunal Supremo de Justicia.

 

En fecha 28 de abril de 2015, se recibieron las actuaciones en este Tribunal Supremo de Justicia, se dio cuenta en Sala de Casación Penal y se designó ponente al Magistrado DOCTOR HÉCTOR MANUEL CORONADO FLORES, quien con tal carácter suscribe el presente fallo.

 

Cumplidos los trámites procedimentales del caso, la Sala pasa a pronunciarse acerca de la admisibilidad o desestimación del recurso, lo cual hace en los términos siguientes:

 

 

 

LOS HECHOS

 

Los hechos acreditados por el Tribunal Primero de Primera Instancia en Función de Juicio del Sistema de Responsabilidad Penal de Adolescentes del Circuito Judicial Penal del Estado Cojedes son los siguientes:

 

“En fecha 14/02/2014, específicamente en el municipio El Pao, caserío Los Pavones, Parcela PF-07, estado Cojedes, siendo aproximadamente las 7:30 horas de la noche; se encontraba hoy la occisa Ligia Ramírez, en compañía de amigos y familiares en su residencia, cuando fueron abordados por dos sujetos quienes con armas de fuego tipo escopeta, logran ingresar al inmueble y someterlos bajo amenaza de muerte a todos los presentes, colocándolos en el suelo, para posteriormente apartar del grupo a la hoy occisa y disparar en contra de su humanidad, ocasionándole la muerte; no sin antes manifestarle a viva voz que eso se lo había mandado hacer Nipa, por chismosa. Donde uno de los sujetos que ingresó a la vivienda fue identificado por los demás ciudadanos presentes en el lugar del hecho, identificándolo, por su caminar, por su contextura, por el color de piel, estatura, y por su voz; como RAIKER, un muchacho vecino de la zona. Es de mencionar, que dichos malhechores, también robaron pertenecientes de las otras personas que se encontraban en dicho lugar; entre ellas a la señora María, la cual fue despojada de su teléfono celular. Del mismo modo, robaron un vehículo tipo moto perteneciente a la señora Ligia hoy occisa, vehículo en el cual los sujetos después de haber logrado el objetivo, huyen del lugar. Cabe destacar, que la hoy occisa era dirigente comunal y había denunciado al ciudadano Germán Bastidas (Nipa) por actos de corrupción en el Asentamiento campesino Paraima, sector los pavones, Parcela PF-06, municipio el Pao estado Cojedes, fue aprehendido en flagrancia el adolescente de nombre (identidad omitida), en compañía de unos ciudadanos adultos; producto de una orden de allanamiento emanada del Tribunal de Control número 02, del Circuito Judicial Penal Ordinario del Estado Cojedes, de fecha 21-02-2014, lugar donde habita el mencionado adolescente en compañía del ciudadano Germán Bastidas (Nipa), quien es propietario de dicha parcela; y fue allí, donde se encontró un arma de fuego tipo escopeta, la cual se encontraba oculta debajo de un colchón; arma esta, reconocida en el cuerpo de investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas, por las personas presentes en el lugar donde ocurrió el homicidio, como la utilizada por los sujetos en el hecho donde perdió la vida la señora Ligia hoy occisa…”.

 

DEL RECURSO

ÚNICA DENUNCIA

 

FALTA DE APLICACIÓN DEL ARTÍCULO 157 DE LA LEY ADJETIVA

… Ciudadanos Magistrados de la Sala de Casación Penal, antes de continuar quiero dejar claro que el presente recurso se interpone única y exclusivamente con la finalidad de que sea revisada la sentencia dictada por la Corte de Apelaciones del Circuito Judicial Penal del Estado Cojedes, y se verifique la existencia de los errores o vicios cometidos por esta.

A través del presente recurso no busco que se analicen los argumentos referidos al análisis y valoración de las pruebas, tendientes a demostrar o no la responsabilidad penal del adolescente en los hechos objetos del proceso, aunque pienso que debería hacerse, por cuanto tiene que haber un organismo o Tribunal que constate si efectivamente la Corte de Apelaciones constató- valga la redundancia- y como es su deber, el razonamiento utilizado por el juzgador de Juicio, para emitir un dictamen condenatorio en contra del adolescente.

Ciudadanos magistrados de la Sala de Casación Penal en el caso que nos ocupa, la Corte de Apelaciones, no cumplió con este deber de verificar el examen del razonamiento utilizado por el sentenciador de Juicio, con fundamento en los principios generales de la Sana Crítica, es decir, no verifico si la motivación del fallo de Juicio estaba ajustada a los criterios de la lógica y de la experiencia, sin necesidad de entrar a valorar o conocer los medios de pruebas y los hechos que se presentaron durante el desarrollo del proceso penal, pues estoy consciente que ello es facultativo de Juez de Juicio.

Con una simple lectura que se haga a la Sentencia dictada por la Corte de Apelaciones, los Magistrados de esta Sala se van a dar cuenta que la Corte de Apelaciones, simple y llanamente se limitó a transcribir todo lo que ocurrió en el Juicio Oral y Público, pero en ningún momento resolvió de manera precisa el planteamiento realizado por esta Defensa en su Recurso de Apelación. En otras palabras, la Corte de Apelaciones prácticamente se limitó a declarar que la Sentencia dictada por el Tribunal de Juicio estaba debidamente motivada, sin hacerlo con base en un razonamiento propio…

Ciudadanos Magistrados de la Corte de Apelaciones, aprovecho la ocasión para informarles que es falsa la aseveración del Magistrado de la Corte de Apelaciones en cuanto a que la Jueza del Tribunal de Juicio efectuó un análisis individual y en conjunto de los testimonios de los ciudadanos MICHELENA NOGUERA LUIS ALBERTO, JUAN CARLOS SEQUERA, DEIVIS LUDYN VELOZ AGUIRRE, LAMEDA DOMÍNGUEZ ELIÁNN MARGARITA, WINDYS DARIEL BASTIDAS, MIRELES SEQUERA MARÍA VENERITA (ABUELA), RANGEL SEQUERA MAYBYS YELITZA, RANGEL SEQUERA DANIELLYS MELANIA, VILLEGAS PÉREZ NAYINETH NOHEMÍ, GARCÍA SEQUERA KARLEIDIS VERUZHHA, FERNÁNDEZ MÉNDEZ YOXAN RAMÓN, JULIO CESAR CROGUER CABEZA, GISELIS COROMOTO ARANGUREN PÉREZ, CABEZA OLIVARES WILMALLI COROMOTO, CABEZA OLIVARES WILBER RAFAEL MIRIAM COROMOTO CABEZA OLIVARES, YOSELIN SARAI REYES, YELITZA COROMOTO SEQUERA MIRELES, FREDDY ANTONIO GIL ROMERO, MILAGRO ANTONIA QUINTERO ESCORCHA, HÉCTOR JOSÉ SEQUERA MIRELES, ONAILINY JAVIER SEQUERA MIRELES, LUIS JAVIER RANGEL SEQUERA, RANGEL SEQUERA LUIS MOISÉS, CLEMENTE CASTILLO OLIMPIA JOSEFINA, JORGE LUIS MUÑOZ MUÑOZ, RANGEL SEQUERA ANJELYS JAILENNE, DULCE MERARI SEQUERA MIRELES, PEDRO JOSÉ VILARDY QUINTERO, SÁNCHEZ ANDRADE KAREN DANIELACI, ALVARADO JUAN RAMÓN, DIAZ REYES ANTIIONY DANIEL, PEDROZA SEQUERA VÍCTOR JULIO, SEQUERA MIRELES MARYELINNI JACKELINE, WINSTON JOSÉ CHIRINOS VILLEGAS, GERARDO RAFAEL ZAMBRANO MICHELENA, MAOU YORMELY FERNÁNDEZ MÉNDEZ, RAKELYS MARÍA MARTÍNEZ SEQUERA, VILLAMIZAR SEQUERA DEISY DIULISETH, URY PALENCIA BHEZAIDE DEL CARMEN, y conforme a las previsiones del artículo 22 del Código Orgánico Procesal Penal, otorgándoles el valor probatorio que consideró pertinente.

La Jueza de Juicio cuando le correspondió analizar cada una de las testimoniales de los testigos ofrecidos por la Defensa, simplemente se limitó a transcribir la declaración da cada uno de los testigos…

Ciudadanos Magistrados de la Sala, es falso que la Jueza de Juicio luego de ´disque´ analizó cada una de esas declaraciones, las concatenó o comparo entre sí y con las demás pruebas controvertidas durante el juicio, y especialmente, con la declaración que dio en Juicio el adolescente, a sabiendas que la Declaración del imputado constituye un medio para su defensa y, por consiguiente tiene todo el derecho a explicar todo cuanto sirva para desvirtuar las sospechas que sobre él recaigan.

Por otra parte quiero dejar claro que el adolescente no fue aprehendido junto una persona adulta.

Ciudadanos Magistrados de la Sala de Casación Penal, si la Jueza del Tribunal de Juicio pudo decir que no valoraba las declaraciones que rindieron en el debate todos los testigos ofrecidos por la Defensa para demostrar que el adolecente estaba en el velorio de su abuelo y no en el lugar donde ocurrió el hecho, porque simple y llanamente sus testimonios, no se refirieron al modo, lugar y tiempo de cómo ocurrió el injusto, pienso que ese mismo tipo de valoración ha debido dársela a las declaraciones que rindieron los testigos de la Fiscalía del Ministerio Publico, ciudadanos EDIZ TERESA LÓPEZ NIEVES, GLADYS COROMOTO OJEDA GONZÁLEZ, ALCALA VITRIAGO MERVIS JOEL, CASTILLO MONTERO DELIS HELIADES, y CASTILLO LEAL JUAN ALBINO, por cuanto estos testigos tampoco declararon acerca del hecho, sino más bien depusieron en relación a una presunta situación irregular que había en la comunidad, específicamente, con la gestión o rendición de Cuentas del Consejo Comunal.

En cuando a las Declaraciones rendidas en juicio con los testigos, ofrecidos por el Ministerio Público, ciudadanos YANETH AIJORNA HIJA DE LA occisa, JOSÉ DE JESÚS RAMÍREZ, GONZÁLEZ GUAMPA ALIDA MARÍA Y OLIVARES CARMEN MIGDALIA, para acreditar que estos vieron al adolescente después que ocurrió el hecho punible a bordo de una motocicleta de color rojo y negro, consideró que la Jueza del Tribunal de Juicio, tampoco debió valorar estas declaraciones por cuanto los testigos presenciales, ciudadanos AIJORNA RAMÍREZ LUIS ALBERTO y MARÍA ENEIDA GARCÍA ARJONA, afirmaron que la moto que se llevaron los sujetos activos del hecho disvalioso el día que ocurrió el mismo era ANARANJADA O AMARILLA. Con semejante contradicción, los testimonios de estos testigos no debieron ser valorados por carecer de verosimilitud y credibilidad.

Ciudadanos Magistrados de la Sala de Casación Penal, insisto, entiendo que no puedo buscar con el presente recurso que se analicen argumentos referidos al análisis y valoración de las pruebas, tendientes a demostrar o no la responsabilidad penal del adolescente en los hechos objeto del proceso, pero, como quiera que lo que si pretendo demostrar es que la Corte de Apelaciones no cumplió con su deber de verificar el examen del razonamiento utilizado por el sentenciador de Juicio, al momento de valorar las declaraciones de los Testigos, con fundamento en los principios generales de la sana crítica, quiero que se sepa que las declaraciones que rindieron los supuestos testigos presenciales del hecho, ciudadanos ARJONA RAMÍREZ LUIS ALBERTO, MARÍA ENEIDA GARCÍA ARJONA y NORMA MARÍA HURTADO GARCÍA, esposa del primero de los nombrados son evidentemente contradictorias, y esto no fue apreciado por el Juez de Juicio, lo que demuestra que este operador de Justicia no analizó como era su deber el mérito probatorio de los testimonios de acuerdo a las condiciones objetivas y subjetivas de percepción del testigo, a fin de otorgarle credibilidad y eficacia probatoria, y la Corte de Apelaciones, tampoco verificó, el examen del razonamiento utilizado por el Sentenciador de Juicio para estas pruebas, con fundamento en los principios generales de la Sana Crítica, es decir, si la motivación del fallo se ajustaba a los criterios de la lógica y de la experiencia.

Ciudadanos Magistrados de la Sala de Casación Penal, según el testigo presencial, ciudadano ARJONA RAMÍREZ LUIS ALBERTO, los dos (02) sujetos que llegaron al inmueble con la intención de darle muerte a la hoy occisa llegaron con él y su esposa, lo hicieron en una moto. Dijo que después del hecho, los sujetos se apoderaron de tres (03) motos, una de su mamá, otra de su tía y otra de otro, pero, según la esposa de este testigo, NORMA MARÍA HURTADO GARCÍA, los sujetos solo se llevaron una (01) moto. Según este testigo, la moto de su mamá era de color anaranjada, y según la testigo presencial, MARÍA ENEIDA GARCÍA ARJONA, la moto era de color amarilla. En realidad no entiendo porque estos testigos siendo familia directa de la hoy occisa, y estando en el lugar del hecho desde tempranas horas del día, discrepen en cuanto al color de ese bien mueble. Otra cosa que no entiendo es, si a decir de estos familiares directos de la víctima los sujetos se llevaron la moto amarilla o anaranjada, para que entonces otros testigos de la fiscalía del Ministerio Público quieran hacer ver que vieron al adolescente después del hecho a bordo de una moto roja y negro.

Ciudadanos Magistrados de la Sala de Casación Penal, según este testigo, el reconoció al imputado como partícipe del hecho por la fisonomía de su cuerpo, pero, resulta ser que según la testigo, MARÍA ENEIDA GARCÍA ARJONA, el adolescente en un momento dado se quitó la franela que tenía amarrada en la cara, lo que le permitió a ella supuestamente darse cuenta de que era el adolecente, pero esta testigo, cuando declaro ante el Juez de Juicio y teniendo a la vista al adolescente frente de ella, en ningún momento lo señaló directamente como partícipe del hecho.

En lo que concierne a la declaración que dio la ciudadana NORMA MARÍA HURTADO GARCÍA, esposa del ciudadano ARJONA RAMÍREZ LUIS ALBERTO, esta dijo que cuando el sujeto pequeño la agarró por el moño, ella disque dijo “AY DIOS SI ES RAIKER”, pero esto no fue corroborado ni por el esposo ni la ciudadana MARÍA ENEIDA GARCÍA ARJONA. Esta testigo es la que admite que en el lugar del había una sola moto.

En el caso que nos ocupa, la Corte de Apelaciones no verificó que el Juez de juicio al momento de valorar el testimonio de estos testigos, no observó estos errores importantes, y esto fue así por la simple y llana razón de, que las deposiciones de estos testigos no fueron concatenadas entre sí, para así otorgarle credibilidad y eficacia probatoria.

Ciudadanos Magistrados, como hemos podido ver la Corte de Apelaciones del Circuito Judicial Penal del Estado Cojedes, incurrió en el vicio de INMOTIVACIÓN DE SENTENCIA, y quebrantó su obligación como tribunal de alzada, de garantizar a las partes, el control del proceso y la corrección de la situación jurídica infringida; pues no expresó con suficiente claridad las razones o motivos que sirvieron de sustento a su decisión judicial, razones estas que nunca pueden ser obviadas por el sentenciador, por cuanto constituyen para las partes la garantía de que se ha decidido con sujeción a la verdad procesal y representa el fundamento que les permitirá recurrir del fallo que en su criterio le es adverso.

En mi humilde criterio, considero que la Corte de Apelaciones, como tribunal de derecho, no resolvió mi alegato sobre la falta de motivación en la apreciación de las declaraciones en juicio de los testigos de la Defensa Técnica y del Ministerio Público y tampoco se dio cuenta que esas declaraciones no fueron debidamente analizadas y adminiculadas entre sí y con las demás pruebas evacuadas en el debate oral y público, para establecer los hechos y determinar la responsabilidad penal del acusado en la ejecución de los mismos, colocando en evidencia el método seguido para llegar a una conclusión específica. En otras palabras, la Corte de Apelaciones, no verificó la hilvanación de los elementos establecidos por el sentenciador de juicio, de los cuales se desprende la razón de éste para adoptar la consecuencia judicial.

PETITORIO

Ciudadanos Magistrados de la Sala de Casación Penal, por cuanto se ha dicho que esta Sala del Tribunal Supremo de Justicia se erige en protectora del ordenamiento jurídico penal, tanto en el ámbito constitucional como en el legal, y en consecuencia, debe vigilar que las Cortes de Apelaciones cumplan con el deber de responder íntegramente a los Recursos de Apelación, para lo cual deberán exteriorizar el proceso lógico-racional que permita verificar que la sentencia apelada contiene un análisis pormenorizado de los alegatos y aportes probatorios debatidos en la fase de juicio, sólo pudiendo hacerlo empleando una motivación meridiana y suficiente, y en virtud de que he especificado claramente en qué consiste el vicio de falta de motivación denunciado, a fin de que pueda esa Sala de Casación llegar a convencerse acerca de la posibilidad de revisar lo denunciado, solícito muy respetuosamente que el presente recurso de casación sea ADMITIDO, SUSTANCIADO CONFORME A DERECHO, DECLARADO CON LUGAR, ANULADAS LAS SENTENCIAS dictadas en fechas: 03 de Marzo del año 2015, en el Asunto N° HP21-R-2014-000244 (HM2 12015000007), por la Presidenta y Magistrada de la Corte de Apelaciones del Circuito Judicial Penal del Estado Cojedes, en la que se declaró SIN LUGAR el recurso de apelación interpuesto por esta Defensa Técnica y la dictada en fecha 28 de noviembre de 2014 y publicada en fecha 05 de diciembre de 2014, por el Tribunal Primero de Primera Instancia en funciones de Juicio del Sistema Penal de Responsabilidad Penal de Adolescentes de ese mismo Circuito Judicial Penal, en la Causa N° HP2I-D- 2014-000096, en contra del adolescente por la presunta comisión de los delitos de HOMICIDIO CALIFICADO POR MOTIVOS FÚTILES E INNOBLES EN GRADO DE CÓMPLICE NECESARIO, ROBO DE VEHÍCULO AUTOMOTOR, ROBO AGRAVADO Y POSESIÓN ILÍCITA DE ARMA DE FUEGO, a través de la cual se le sancionó a cumplir privación de libertad por cinco (05) años, de conformidad con el literal 1 del artículo 620 de la Ley Orgánica para la Protección de Niños, Niñas y Adolescentes, en concordancia con el parágrafo segundo literal “a” del artículo 628 eiusdem, y se ORDENE la celebración de un nuevo juicio oral y público ante un Tribunal de Juicio del Circuito Judicial Penal del Estado Cojedes…” .

 

DE LA ADMISIBILIDAD DEL RECURSO PROPUESTO

 

Ante el recurso de casación propuesto por el abogado, JORGE ERNESTO SILVA, actuando en su carácter de defensor privado del ciudadano (identidad omitida), la Sala pasa a resolver sobre la admisibilidad del mismo, en los términos siguientes:

 

Conforme con lo establecido en el artículo 424 del Código Orgánico Procesal Penal, podrán recurrir contra las decisiones judiciales las partes a quienes la ley reconozca expresamente este derecho. En tal sentido, en el presente caso, el recurso de casación objeto de análisis fue propuesto por el abogado JORGE ERNESTO SILVA, actuando en su carácter de defensor privado del ciudadano (identidad omitida), constatándose que el mismo se encuentra legitimado para ejercer el referido medio de impugnación en representación del adolescente (identidad omitida), conforme se desprende del acta de juramentación que prestó el profesional del derecho ante el Juzgado de la causa el día 2 de octubre de 2014 (folio 87, pieza 5).

En cuanto al lapso procesal para el ejercicio del recurso de casación en materia de responsabilidad penal del adolescente, el artículo 613 de la Ley Orgánica para la Protección de Niños, Niñas y Adolescentes, establece que será interpuesto dentro del plazo de ocho días después de publicada la sentencia, Evidenciándose de autos, que el escrito contentivo del recurso de casación propuesto por el abogado JORGE ERNESTO SILVA SUÁREZ, en su carácter de defensor privado, fue interpuesto en fecha 23 de marzo de 2015, es decir, dentro del lapso legal, tal como consta de la certificación del cómputo realizado por la Corte de Apelaciones del Sistema de Responsabilidad Penal del Adolescente del referido Circuito Judicial, de fecha 15 de abril de 2015 (folio 195 de la pieza N°10 del expediente).

 

En cuanto a recurribilidad de la sentencia impugnada, específicamente en el caso que nos ocupa, se debe destacar que los procesos sometidos a la jurisdicción especial de responsabilidad penal de adolescentes, se rigen por el artículo 610 de la Ley Orgánica para la Protección de Niños, Niñas y Adolescentes, el cual establece que se admite el recurso de casación, únicamente contra las sentencias del Tribunal Superior que: a) Pronuncien la condena, siempre que la sanción impuesta sea privación de libertad, y b) Pronuncien la condena, siempre que el tribunal de juicio hubiese condenado por alguno de los hechos punibles para los cuales es admisible la sanción de privación de libertad.

 

 

 

De igual forma el artículo 613 de la referida ley establece que el trámite, procedencia y efecto de los recursos de apelación, casación y revisión se interpondrán, tramitarán y resolverán conforme con los motivos establecidos en el Código Orgánico Procesal Penal y tendrán los efectos allí previstos.

 

De lo anteriormente trascrito se constata que en el presente caso se cumple con las citadas disposiciones, pues se observa que la sentencia contra la cual se recurre en casación, fue dictada por una Corte Superior que confirmó la decisión del Tribunal de Juicio, mediante la cual sancionó al adolescente (identidad omitida) a cumplir una pena privativa de libertad.

 

DE LA FUNDAMENTACIÓN DEL RECURSO

 

El recurrente plantea en la única denuncia propuesta infracción del artículo 157 del Código Orgánico Procesal Penal, por cuanto “incurrió en el vicio de INMOTIVACIÓN DE SENTENCIA, y quebrantó su obligación como tribunal de alzada, de garantizar a las partes, el control del proceso y la corrección de la situación jurídica infringida; pues no expresó con suficiente claridad las razones o motivos que sirvieron de sustento a su decisión judicial”

 

Ahora bien, como se puede observar, los recurrentes alegan la infracción del artículo 157 del Código Orgánico Procesal Penal, en forma general, sin indicar de forma expresa el motivo que haría procedente la denuncia, de acuerdo a la normativa  jurídica  contenida  en  el  artículo  452  del  Código  Orgánico Procesal

Penal; contraviniendo así lo dispuesto en el artículo 454 eiusdem, que obliga en la interposición del recurso a señalar el precepto legal que se considera vulnerado por falta de aplicación, indebida aplicación o errónea interpretación.

 

No obstante el error en la denuncia de infracción de la citada disposición legal, esta Sala de Casación Penal advierte que  la fundamentación del recurso de casación propuesto por el defensor privado del ciudadano (identidad omitida), se observa claramente el vicio denunciado, cual es la inmotivación del fallo recurrido y, siendo la motivación de las sentencias un requisito de estricto orden público, en tanto permite a los justiciables conocer el criterio que tuvo el juez para resolver la controversia sometida a su consideración, y así hacer posible el control posterior, impidiendo con ello la arbitrariedad judicial, para cristalizar con ello las garantías constitucionalizadas del derecho a la defensa y el debido proceso; esta Sala estima pertinente la admisión del presente recurso de casación.

 

Respecto al vicio de inmotivación, esta Sala en pacífica y consolidada en jurisprudencia, ha establecido entre otras, en sentencia N° 24 de fecha 28 de abril de 2012, lo siguiente:

 

“… De tal manera, que habrá inmotivación, en aquellos casos en los cuales, haya ausencia de fundamentos de hecho y Derecho en la apreciación de los diferentes elementos probatorios cursantes en autos para el caso de los tribunales de juicio; y para el caso de las Corte de Apelaciones, igualmente existirá inmotivación cuando habiéndose ofrecido y presentado los medios de pruebas a los que se refiere el artículo 456 del Código Orgánico Procesal Penal, ésta decide sin realizar el debida apreciación  de  los  mismos  o  cuando  resuelva  el  recurso  de  apelación

sin responder motivadamente cada uno de los puntos alegados en el recurso de apelación…”.

 

Ahora bien, para constatar la veracidad o no del vicio de inmotivación denunciado por el defensor privado, la Sala de Casación Penal, estima pertinente la admisión del recurso de casación propuesto, razón por la cual lo declara admisible y, en consecuencia, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 458 eiusdem, convoca a una audiencia pública que deberá celebrarse dentro de un plazo no menor de quince (15) días ni mayor de treinta (30). Así se decide.

 

DECISIÓN

 

Por las razones antes expuestas, este Tribunal Supremo de Justicia, en Sala de Casación Penal, administrando Justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley, DECLARA ADMISIBLE el recurso de casación propuesto por el abogado JORGE ERNESTO SILVA SÚAREZ, actuando en su carácter de defensor privado del adolescente (identidad omitida), en consecuencia, CONVOCA a las partes a una AUDIENCIA ORAL Y PÚBLICA, de acuerdo a lo establecido en el artículo 458 del Código Orgánico Procesal Penal.

 

Publíquese, regístrese y notifíquese a las partes.

 

Dada,  firmada  y  sellada  en  el  Salón de Audiencias del Tribunal  Supremo de Justicia,  en  Sala  de Casación Penal,  en  Caracas  a los  treinta (30)

 

días del mes de octubre   de 2015. Años: 205° de la Independencia y 156° de la Federación.

 

El Magistrado Presidente,

 

 

 

Maikel José Moreno Pérez

 

 

 

La Magistrada Vicepresidenta,                                         La Magistrada,

 

 

 

Francia Coello González                                      Deyanira Nieves Bastidas

 

 

El Magistrado,                                                                      La Magistrada,

 

 

 

Héctor Manuel Coronado Flores                       Elsa Janeth Gómez Moreno

    Ponente

 

La Secretaria,

 

 

 

Ana Yakeline Concepción de García

 

 

HMCF/jc

Exp. Nº 2015-166

 

Las Magistradas Doctoras FRANCIA COELLO GONZÁLEZ y DEYANIRA NIEVES BASTIDAS no firmaron por motivos justificados.