MAGISTRADO PONENTE: LUIS ALFREDO SUCRE CUBA

EXPEDIENTE N AA10-L-2007-000057

 

Mediante oficio signado con el N 1289 del 28 de marzo de 2007, procedente de la Sala de Casacin Social del Tribunal Supremo de Justicia, se remiti a esta Sala Plena, el expediente N AA60-S-2006-001353, nomenclatura de esa Sala, contentivo de la accin que por cumplimiento de contrato de arrendamiento tiene incoada la empresa PDVSA PETRLEO, SOCIEDAD ANNIMA, sociedad mercantil inicialmente constituida bajo la denominacin PDVSA PETRLEO Y GAS, S.A., (empresa filial de PETRLEOS DE VENEZUELA S.A), mediante documento inscrito en el Registro Mercantil Segundo de la Circunscripcin Judicial del antiguo Distrito Federal, en fecha 16 de noviembre de 1978, bajo el N 26, Tomo 127-A Sgdo., cuyo documento constitutivo estatutario ha sido objeto de mltiples reformas, siendo la ltima de ellas la que aparece inscrita el 19 de diciembre del 2002, bajo el N 60, Tomo 193-A Sgdo; y cuyo capital accionario es propiedad de la Repblica Bolivariana de Venezuela; a travs de su apoderado judicial, el ciudadano Jess Nazareno Ortiz, venezolano, mayor de edad, titular de la cdula de identidad N 9.506.789, abogado inscrito en el Inpreabogado bajo el N 50.636; contra la ciudadana ANA JULIA PORRAS, venezolana, mayor de edad, titular de la cdula de identidad N 2.644.448. Dicha remisin se efectu a los fines de resolver el conflicto negativo de competencia planteado entre el Juzgado Cuarto de Primera Instancia en lo Civil, Mercantil, Agrario y del Trnsito de la Circunscripcin Judicial del Estado Falcn, con sede en Punto Fijo, y el Juzgado Tercero de Primera Instancia de Sustanciacin, Mediacin y Ejecucin del Circuito Judicial Laboral de la misma Circunscripcin Judicial.

 

El 25 de abril de 2007 se dio cuenta en Sala Plena del anterior expediente, y se design ponente al Magistrado LUIS ALFREDO SUCRE CUBA, quien con tal carcter suscribe el presente fallo.

 

I

DEL CONFLICTO DE COMPETENCIA

 

 

El 27 de abril de 2005, el Juzgado Cuarto de Primera Instancia en lo Civil, Mercantil, Agrario y del Trnsito de la Circunscripcin Judicial del Estado Falcn, a quien correspondi conocer por distribucin, dict sentencia mediante la cual declin la competencia para conocer y decidir el presente asunto, por las siguientes razones:

 

() Por observar el Tribunal de las actas procesales y muy especialmente de la demanda que da origen a este juicio, incoada por la empresa PDVSA PETROLEO SOCIEDAD ANONIMA en contra de la ciudadana ANA JULIA PORRAS, por cumplimiento de contrato de arrendamiento, donde el demandante seala que el contrato de arrendamiento de vivienda a que se refiere el cumplimento demandado, nacio (sic) como consecuencia de una relacin de trabajo entre el demandante y el demandado; y tomando en cuenta que el artculo 28 del Cdigo de Procedimiento Civil, establece: La competencia por la materia se determina por la naturaleza de la cuestin que se discute, y por las disposiciones legales que la regulan; y el artculo 29 numeral tercero (Sic) de la Ley Orgnica Procesal del Trabajo, refiere que los Tribunales del Trabajo, son competentes para conocer asuntos de carcter contencioso con ocasin de las relaciones laborales como hecho social de las estipulaciones del contrato de trabajo y de la seguridad social. En consecuencia, siendo que el contrato de arrendamiento a que se refiere la demanda nace con ocasin de una relacin de trabajo, que es un hecho social de conformidad con la Ley Orgnica del Trabajo y la Constitucin Nacional, concluye este Juzgador que no tiene competencia para conocer el presente juicio de Cumplimiento de Contrato de Arrendamiento por causa de relacin laboral; y en virtud de que la competencia est unida al principio de que todos deben ser juzgados por su juez natural, declina la competencia en los Tribunales correspondientes del Circuito Judicial Laboral de esta Circunscripcin Judicial, con sede en Punto Fijo ().

 

Por su parte, el Juzgado Tercero de Primera Instancia de Sustanciacin, Mediacin y Ejecucin tanto del Nuevo Rgimen como del Rgimen Procesal Transitorio del Trabajo de la Circunscripcin Judicial del Estado Falcn, a quien le correspondi conocer del asunto por distribucin, dict sentencia el 31 de enero de 2006, mediante la cual se declar incompetente para conocer de la presente causa y plante el conflicto negativo de competencia, en los siguientes trminos:

 

() Del estudio de la solicitud, se evidencia que el solicitante PDVSA PETROLEO SOCIEDAD ANONIMA, manifiesta que la empresa dio en Arrendamiento (sic) un inmueble de su nica y exclusiva propiedad ubicado en Judibana, Sector Campo Mdico, Calle Maracaibo Numero (sic) 14-17, Jurisdiccin del Municipio Autnomo los Taques del Estado Falcn, por consiguiente demostrada como esta (sic) la terminacin, de la relacin laboral que exista entre la ciudadana ANA JULIA PORRAS, y PDVSA PETROLEO S.A., y con respecto a las normas, el Legislador Venezolano expresa que el contrato tiene fuerza de ley entre las partes; desprendindose del anlisis de las mismas adems que estamos en presencia de una Accin (sic) por cumplimiento de contrato de arrendamiento, de conformidad con lo establecido en los artculos, 1.159, 1.160, 1.167 del Cdigo Civil, y que su fin es determinar el cumplimiento de determinadas obligaciones de un contrato, suscrito por las partes en litigio, siendo pues la accin de naturaleza civil, ya que se debe tener en cuenta la esencia misma del contrato suscrito, para as determinar el procedimiento a seguir. En derecho no podemos mezclar los procedimientos, aunque tengan un origen en comn, los operadores de justicia debemos aplicar e invocar la normativa ajustada a la materia, en el caso bajo estudio se debe tomar en consideracin es la naturaleza del Contrato de Arrendamiento que es el documento fundamental de la presente accin y no la naturaleza del Contrato de Trabajo, que a pesar de ser este (sic) el que dio nacimiento al Contrato de arrendamiento, la connotacin jurdica de ambos son distintas y los efectos del mismo son distintas (sic), es por ello que no podemos aplicar normas de un procedimiento especial a un procedimiento de carcter ordinario, porque estaramos en presencia de un exabrupto jurdico. En otro orden de ideas, merece un especial razonamiento el hecho cierto que, dadas las circunstancias que acontecieron alrededor de la Industria Petrolera, durante los meses de Diciembre de 2002, Enero y Febrero 2003; la empresa accionante en fecha 15 de enero del 2.003, interpuso la Participacin de Despido por ante el Juzgado de Primera Instancia del Trabajo de la Circunscripcin Judicial del Estado Falcn, presentada sta por el ciudadano Crispulo Rafael Rodrguez Boscan, mayor de edad, venezolano, titular de la cdula de identidad numero (sic) 9.094.833, en su carcter de Apoderado Judicial de PDVSA PETROLEO SOCIEDAD ANONIMA, participando de esta manera el despido de la ciudadana ANA JULIA PORRAS, por haber incurrido en las causales previstas en los literales a, f, i, y j del artculo 102 de la Ley Orgnica de Trabajo, en concordancia con el artculo 17, 44 y 45 de su reglamento, en dicha participacin se manifiesta que al extinguirse el vinculo de trabajo mediante el despido, ceso (sic) inmediatamente el derecho de posesin de la extrabajadora sobre el bien arrendado, naciendo de esta manera el derecho a ejercer por parte de la accionante las acciones legales dirigidas a la recuperacin del inmueble antes identificado. Por lo que de acuerdo a los criterios que preceden es que el procedimiento de cumplimiento de DE CONTRATO DE ARRENDAMIENTO (Sic) debe ser sustanciado y decidido por los tribunales con Competencia Civil, de all que por las razones que anteceden es que este Tribunal DECLARA EL CONFLICTO NEGATIVO DE COMPETENCIA, en el presente Procedimiento de Cumplimiento de Contrato de Arrendamiento. As se decide. ().

 

II

DE LA COMPETENCIA DE LA SALA PLENA

Previo a cualquier otro pronunciamiento, esta Sala Plena pasa a determinar su competencia para conocer del presente asunto, y a tal efecto observa que de acuerdo con el numeral 51 del artculo 5 de la Ley Orgnica del Tribunal Supremo de Justicia, se remitirn a la Sala que sea afn con la materia y la naturaleza del asunto debatido, los conflictos de competencia entre tribunales, sean ordinarios o especiales, cuando no exista otro tribunal superior y comn a ellos en el orden jerrquico.

 

Sobre la disposicin legal en referencia, esta Sala Plena ha tenido oportunidad de pronunciarse en el fallo signado con el N 24 del 22 de septiembre de 2004, publicado el 26 de octubre del mismo ao, con ponencia del Magistrado Luis Martnez Hernndez, (Caso: Domingo Manjarrez) en el que ensea lo siguiente:

 

(...) Como puede observarse, en la norma transcrita todas las Salas de este mximo tribunal tienen atribuida competencia para decidir los conflictos de competencia de los tribunales, en el caso de que no exista otro tribunal superior y comn a ellos. (...) Consecuencia de lo anterior, es que establecer cul es la Sala afn con la materia significara determinar el fondo del asunto debatido en esta instancia, que no es otro que determinar la competencia segn la materia para conocer del presente caso.

As las cosas, debe esta Sala asumir la competencia a fin de establecer cul es el tribunal competente para conocer de la demanda, especialmente porque es la Sala Plena del Tribunal Supremo de Justicia la ms apropiada para resolver los conflictos de competencia entre tribunales de distintas jurisdicciones sin un superior comn, no slo por tener atribuida esta Sala la competencia, ya que todas las Salas la tienen, sino especialmente en razn de su composicin, ya que rene a los magistrados de todos los mbitos competenciales, lo que permite en esta instancia analizar de mejor manera y desde todos los puntos de vista, a qu tribunal debe corresponder conocer de una causa en la que haya duda sobre cul juzgado deba conocerla en cuanto a la competencia por la materia. As se declara (...).

 

 

En igual sentido, esta Sala Plena reiter en el fallo signado con el N 1 del 2 de noviembre de 2005, publicado el 17 de enero de 2006, bajo la ponencia del Magistrado Hadel Mostaf Paolini (Caso: Jos Miguel Zambrano), lo que se indica a continuacin:

 

() Como puede observarse, en caso de que se plantee un conflicto negativo de competencia, es decir, que un juez se abstenga de conocer de un asunto, declarando su incompetencia, y lo remita a otro que a su vez tambin se declare incompetente, la decisin corresponder en principio a la Corte Suprema de Justicia, hoy Tribunal Supremo de Justicia, salvo que los tribunales en conflicto tengan un rgano jurisdiccional superior y comn a ellos, caso en el cual ser a este ltimo al que corresponda tal competencia.

Ahora bien, el artculo 70 eiusdem omite sealar a qu Sala de este Mximo Tribunal le corresponde resolver los referidos conflictos, no obstante, el numeral 51 del artculo 5 de la Ley Orgnica del Tribunal Supremo de Justicia (artculo 42, numeral 21 y 43 de la derogada Ley Orgnica de la Corte Suprema de Justicia), resuelve el problema siguiendo el criterio de la especialidad, esto es, que la Sala competente para dirimir tales conflictos es la Sala afn con la materia y naturaleza del asunto debatido. Determinacin que evidentemente no tiene complejidad alguna cuando se trata de los conflictos de competencia que se presentan entre tribunales de una misma jurisdiccin, ya que lgicamente el asunto corresponder a la Sala que sea afn con aquellos juzgados. Sin embargo, puede surgir s una problemtica para los supuestos en que los tribunales en conflicto pertenezcan a distintas jurisdicciones, y donde, prima facie no resulta posible determinar cul es la naturaleza o carcter del asunto debatido.

En estos ltimos casos, se sostena que la competencia le corresponda a la Sala de Casacin Civil, fundamentndose tal criterio en que la actuacin de esa Sala se rige eminentemente por las normas del derecho procesal civil y la regulacin de competencia es una institucin propia de este derecho (vid. Sentencia de la Sala Plena de este Mximo Tribunal dictada en el Exp. 535 de fecha 7 de marzo de 2001).

No obstante lo anteriormente expuesto, posteriormente mediante sentencia N 24 dictada por esta Sala Plena en fecha 22 de septiembre de 2004, publicada el 26 de octubre del mismo ao, se abandon tal criterio, al considerarse que era la propia Sala Plena de este Mximo Tribunal la competente para dirimir el conflicto de competencia planteado entre tribunales con distintas jurisdicciones ().

 

Siendo ello as, y visto que el conflicto negativo de competencia se plantea entre el Juzgado Cuarto de Primera Instancia en lo Civil, Mercantil, Agrario y del Trnsito de la Circunscripcin Judicial del Estado Falcn, por una parte, y el Juzgado Tercero de Primera Instancia de Sustanciacin, Mediacin y Ejecucin tanto del nuevo Rgimen como del Rgimen Procesal Transitorio del Trabajo de la misma Circunscripcin Judicial, con sede en Punto Fijo, por la otra, esto es, dos (2) tribunales que no tienen un superior comn, esta Sala Plena, sin ms consideraciones al respecto, asume la competencia para conocer del conflicto de competencia, y as se decide.

III

ANLISIS DE LA SITUACIN

 

Una vez asumida la competencia, esta Sala Plena pasa a determinar cul es el rgano judicial competente para resolver el asunto de fondo, para lo cual hace las siguientes consideraciones:

 

El artculo 10 del Decreto N 427 con Rango y Fuerza de Ley de Arrendamientos Inmobiliarios, establece que con excepcin de las impugnaciones de los actos administrativos emanados de la Direccin General de Inquilinato del Ministerio de Infraestructura, el conocimiento de los dems procedimientos jurisdiccionales a que se refiere la ley, en materia de arrendamientos urbanos y suburbanos, ser competencia de la jurisdiccin civil ordinaria.

 

Sin embargo, el artculo 5 ejusdem, seala que el arrendamiento o subarrendamiento de viviendas o locales cuya ocupacin sea consecuencia de una relacin laboral, o de una relacin de subordinacin existente, estn excluidos del rgimen de dicho Decreto Ley, slo a los efectos de la terminacin de la relacin arrendaticia.

 

Ello nos obliga entonces a revisar la legislacin laboral, y a tal efecto se observa que el numeral 4 del artculo 29 de la Ley Orgnica Procesal del Trabajo, prev que los Tribunales del Trabajo son competentes para sustanciar y decidir, los asuntos de carcter contencioso que se susciten con ocasin de las relaciones laborales como hecho social.

 

En el caso que nos ocupa, se observa que la pretensin se circunscribe a la entrega material de un inmueble propiedad de PDVSA PETRLEO S.A., en virtud de haber concluido la relacin laboral que dio origen al contrato de arrendamiento suscrito entre las partes. De all que sea evidente que la controversia planteada en relacin con la entrega material del inmueble, se suscita con ocasin de la terminacin de la relacin laboral.

 

No obstante, la empresa PDVSA PETROLEO S.A., es propiedad de la Repblica Bolivariana de Venezuela, quien ejerce sobre ella un control decisivo y permanente en cuanto a su direccin y administracin se refiere. De all que sea necesario considerar que la Sala Poltico Administrativa, en sentencia N 1900 del 26 de octubre de 2004, publicada el 27 de octubre del mismo ao (Caso: Marlon Rodrguez), establece:

 

(...) mientras se dicta la Ley que organice la jurisdiccin contencioso-administrativa, ser competencia de los Tribunales Superiores de lo Contencioso-Administrativo:

(...)

2. Conocer de todas las demandas que interpongan la Repblica, los Estados, los Municipios, o algn Instituto Autnomo, ente pblico o empresa, en la cual la Repblica, los Estados o los Municipios, ejerzan un control decisivo y permanente, en cuanto a su direccin o administracin se refiere contra los particulares o entre s, si su cuanta no excede de diez mil unidades tributarias (10.000 U.T), (...) si su conocimiento no est atribuido a otro tribunal (...).

 

De modo que en principio corresponde a la jurisdiccin contencioso administrativa, conocer de las demandas que interpongan las empresas, en las cuales la Repblica, los Estados o los Municipios, ejerzan un control decisivo y permanente, en cuanto a su direccin o administracin se refiere contra los particulares, salvo que su conocimiento est atribuido a otro tribunal.

 

En este caso, el conocimiento de los asuntos de carcter contencioso que se susciten con ocasin de las relaciones laborales, es competencia de los Tribunales del Trabajo, de conformidad con lo establecido en el numeral 4 del artculo 29 de la Ley Orgnica Procesal del Trabajo.

 

As lo ha establecido esta Sala, en sentencia N 18 del 4 de octubre de 2006, con ponencia del Magistrado Luis Martnez Hernndez (Caso: Pdvsa Petrleo S.A., vs. Aquiles Ledezma), mediante la cual seal:

 

(...) al analizar la situacin fctica y jurdica planteada en el presente caso, esta Sala Plena evidencia que, como lo seal el Tribunal de la jurisdiccin ordinaria en la oportunidad de declinar la competencia ante los rganos de la jurisdiccin laboral, la relacin contractual arrendaticia a que se refiere el actor, de acuerdo con sus propias aseveraciones, habra nacido con ocasin de una relacin de trabajo entre las partes, al extremo que ella difcilmente hubiera podido tener lugar sin mediar ese vnculo laboral previo. Ello con independencia de la naturaleza del contrato que segn el demandante se celebr y cuya terminacin mediante pronunciamiento judicial solicita, as como al margen de que para decidir el fondo de esta controversia, puedan ser aplicadas normas procesales o sustantivas de diversa naturaleza a las propiamente laborales.

Todo lo anterior conduce a la afirmacin de la competencia de los rganos de la jurisdiccin laboral para conocer y decidir la presente causa, conforme a lo dispuesto en el ya citado artculo 29, cardinales 1 y 4, de la Ley Orgnica Procesal del Trabajo, a lo cual debe agregarse que el caso planteado escapa a la normativa general en materia de arrendamientos, ya que de acuerdo con el artculo 5 de la Ley de Arrendamientos Inmobiliarios, el arrendamiento o subarrendamiento de viviendas o locales cuya ocupacin sea consecuencia de una relacin laboral, o de una relacin de subordinacin existente, quedan excluidos del rgimen de dicha Ley, en cuanto tiene que ver con los efectos de la terminacin de la relacin arrendaticia.

De lo expuesto, concluye esta Sala Plena del Tribunal Supremo de Justicia, al originarse la pretensin en la previa terminacin de la alegada relacin laboral existente entre las partes en juicio, la competencia para conocer y decidir la presente causa corresponde al Juzgado Segundo de Primera Instancia de Sustanciacin, Mediacin y Ejecucin tanto del Nuevo Rgimen como del Rgimen Procesal Transitorio del Trabajo de la Circunscripcin Judicial del Estado Falcn. As se decide ().

 

Por tales razones, esta Sala Plena considera que el Juzgado Tercero de Primera Instancia de Sustanciacin, Mediacin y Ejecucin tanto del Nuevo Rgimen como del Rgimen Procesal Transitorio del Trabajo de la Circunscripcin Judicial del Estado Falcn con sede en Punto Fijo, es competente para conocer del presente juicio, y as se decide.

 

IV

DECISIN

En mrito de lo antes expuesto, esta Sala Plena del Tribunal Supremo de Justicia, administrando Justicia en nombre de la Repblica Bolivariana de Venezuela por autoridad de la Ley, declara:

 

PRIMERO: SU COMPETENCIA para dirimir el conflicto negativo de competencia planteado entre el Juzgado Cuarto de Primera Instancia en lo Civil, Mercantil, Agrario y del Trnsito de la Circunscripcin Judicial del Estado Falcn, con sede en la ciudad de Punto Fijo, y el Juzgado Tercero de Primera Instancia de Sustanciacin, Mediacin y Ejecucin tanto del Nuevo Rgimen como del Rgimen Procesal Transitorio del Trabajo de la misma Circunscripcin Judicial.

 

SEGUNDO: QUE CORRESPONDE al Juzgado Tercero de Primera Instancia de Sustanciacin, Mediacin y Ejecucin tanto del Nuevo Rgimen como del Rgimen Procesal Transitorio del Trabajo de la Circunscripcin Judicial del Estado Falcn, con sede en Punto Fijo, la competencia para conocer y decidir el juicio que por cumplimiento de contrato de arrendamiento interpusiera PDVSA PETRLEO SOCIEDAD ANNIMA, contra la ciudadana ANA JULIA PORRAS. En consecuencia, se ordena la remisin de las presentes actuaciones al mencionado Juzgado, as como copia certificada de esta decisin al Juzgado Cuarto de Primera Instancia en lo Civil, Mercantil, Agrario y del Trnsito de la Circunscripcin Judicial del Estado Falcn.

 

Publquese, regstrese y comunquese. Cmplase lo ordenado.

 

Dada, firmada y sellada en el Saln de Despacho de la Sala Plena del Tribunal Supremo de Justicia, en Caracas, a los (01) das del mes de agosto de dos mil siete (2007). Aos: 197 de la Independencia y 148 de la Federacin.

 

La Presidenta,

 

LUISA ESTELLA MORALES LAMUO

 

La Primera Vicepresidenta,

El Segundo Vicepresidente,

 

 

 

 

DEYANIRA NIEVES BASTIDAS

LUIS ALFREDO SUCRE CUBA

Magistrado Ponente

 

Los Directores,

 

 

EVELYN MARRERO ORTZ OMAR ALFREDO MORA DAZ

 

YRIS ARMENIA PEA ESPINOZA

 

Los Magistrados,

 

JESS EDUARDO CABRERA

YOLANDA JAIMES GUERRERO

 

 

 

JUAN JOS NEZ CALDERN

HCTOR CORONADO FLORES

 

 

 

LUIS EDUARDO FRANCESCHI

FERNANDO R VEGAS TORREALBA

 

 

 

ANTONIO RAMREZ JIMNEZ

LEVIS IGNACIO ZERPA

 

 

 

JUAN RAFAEL PERDOMO

PEDRO RAFAEL RONDN HAAZ

 

 

 

HADEL MOSTAF PAOLINI

LUIS MARTNEZ HERNNDEZ

 

 

 

BLANCA ROSA MARMOL DE LEN

ALFONSO VALBUENA CORDERO

 

 

 

RAFAEL ARSTIDES RENGIFO

FRANCISCO CARRASQUERO LPEZ

 

 

 

EMIRO GARCA ROSAS

LUIS ANTONIO ORTZ HERNNDEZ

 

 

 

ISBELIA PREZ VELSQUEZ

CARLOS OBERTO VLEZ

 

 

 

CARMEN ELVIGIA PORRAS DE ROA

ELADIO APONTE APONTE

 

 

 

MARCOS TULIO DUGARTE

CARMEN ZULETA DE MERCHN

 

 

 

MIRIAM DEL VALLE MORANDY

ARCADIO DELGADO ROSALES

 

 

La Secretaria,

 

 

 

 

OLGA M. DOS SANTOS P.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Expediente N AA10-L-2007-000057