miércoles, 05 de diciembre de 2007
Ponencia del magistrado Luis Martínez Hernández
Sin lugar apelación contra decisión del Juzgado de Sustanciación de la Sala Plena
Ver Sentencia

Indicó el dictamen que ¿(¿) es concluyente que el auto apelado, al contener una decisión relativa a la admisibilidad de una concreta solicitud de antejuicio de mérito, no debía ser suscrito por los Magistrados de esta Sala Plena del Tribunal Supremo de Justicia, como erradamente lo afirmó el apelante (¿)¿



            La Sala Plena del Tribunal Supremo de Justicia, con ponencia del magistrado Luis Martínez Hernández, declaró sin lugar la apelación presentada el 16 de noviembre de 2006 por Akram El Nimer Abou Assi, contra la decisión del Juzgado de Sustanciación de la Sala Plena N° 60 del 19 de octubre de 2006, que declaró inadmisible para su tramitación la solicitud de antejuicio de mérito contra el Presidente de la República, Hugo Chávez; el entonces vicepresidente ejecutivo, José Vicente Rangel; el ministro de Agricultura y Tierras, Elías Jaua; el alcalde metropolitano, Juan Barreto y el entonces ministro de la Secretaría de la Presidencia, Adán Chávez.

            La petición de antejuicio de mérito contra los mencionados funcionarios públicos la basó en la presunta comisión de conductas irregulares, participación activa u omisiva al permitir actos ilícitos y por ""instigar a delinquir para prepararlos (sic) según estos funcionarios a declarar la guerra al latifundio, la guerra a los ricos o pobres con propiedad Privada, y, la guerra al Imperio de los Estados Unidos de Norte América, como la agresión (sic) a hombres públicos y mandatarios de otros países que no comparten la doctrina o ideología del socialismo Chavista-Castrista que el pregona, actos estos de violencia que infringen el orden público nacional e internacional,"", según esgrimió Akram El Nimer Abou en su escrito de solicitud de antejuicio.

 

RESOLUCIÓN DE LA APELACIÓN

            La Sala Plena, al estudiar los argumentos expuestos por el apelante en el escrito presentado ante la Sala, constató que el solicitante del antejuicio de mérito y apelante contra la decisión del Juzgado de Sustanciación, afirmó la nulidad del auto apelado por no haber sido suscrito por todos los magistrados de la Sala Plena del Máximo Tribunal.

            Al resolver el recurso de apelación la Sala Plena en su dictamen recordó que en el párrafo quinto del artículo 19 de la Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Justicia, dispone cuál es el órgano que debe pronunciarse sobre la admisibilidad de cualquier demanda, recurso o solicitud presentada ante el Tribunal Supremo de Justicia, y regula también la oportunidad para dictar esta decisión así como la forma para su revisión.

            Precisó que el párrafo quinto del artículo 19 de la Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Justicia establece que "(")    El Juzgado de Sustanciación decidirá acerca de la admisibilidad o inadmisibilidad de la demanda o recurso, mediante acto motivado, dentro de los tres (3) días hábiles siguientes al recibo del expediente. Del auto por el cual se declare inadmisible la demanda, recurso o solicitud, podrá apelarse por ante la Sala respectiva, dentro de los tres (3) días hábiles siguientes (")."

            En base a lo anterior la Sala Plena indicó que es evidente "que es de la exclusiva competencia del Juzgado de Sustanciación de esta Sala Plena el pronunciarse sobre la admisibilidad de las solicitudes de antejuicio de mérito que formulen las posibles víctimas de supuestos delitos que se pretendan imputar a los altos funcionarios del Estado amparados por este beneficio procesal".

            Agregó la sentencia que "dicha competencia debe ser ejercida por el Juzgado de Sustanciación mediante auto motivado que será apelable por ante esta Sala Plena en el lapso previsto en la norma antes citada. Por consiguiente, es concluyente que el auto apelado, al contener una decisión relativa a la admisibilidad de una concreta solicitud de antejuicio de mérito, no debía ser suscrito por los Magistrados de esta Sala Plena del Tribunal Supremo de Justicia, como erradamente lo afirmó el apelante, ya que no se trata de una decisión emanada de esta Sala, sino de su Juzgado de Sustanciación, por lo cual resulta improcedente la denuncia formulada por la parte apelante"

            En vista de lo anterior la Sala Plena declaró sin lugar la apelación interpuesta, siendo confirmada la decisión apelada, además, "se deja constancia que el Magistrado Omar Alfredo Mora Díaz, no participó en la deliberación de esta decisión, en virtud de haber actuado como Juez Sustanciador en la sentencia apelada, todo de conformidad con lo previsto en el último aparte del artículo 4 de la Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Justicia."

 

Autor:
  PRENSA/TSJ

Fecha de Publicación:
  05/12/2007

Pagina Web:
  

Correo Electrónico
  

Ir al tope

Recomendar esta página a un amigo(a)