viernes, 15 de agosto de 2008
Sala Político-Administrativa del TSJ
Declaran perención en demanda incoada contra el Instituto de Aseo Urbano de Lara
Ver Sentencia

La Sala recordó que la perención de la instancia constituye un medio de terminación procesal que opera cuando no se han realizado, en un período mayor de un (1) año, actos de procedimiento destinados a mantener en curso el proceso



 La Sala Político Administrativa del Tribunal Supremo de Justicia, en ponencia del magistrado Hadel Mostafá Paolini, declaró la perención, y en consecuencia extinguida la instancia, en la demanda por cumplimiento del contrato de prestación de servicio público incoada por los apoderados judiciales de la sociedad mercantil Urbaser Barquisimeto C.A, contra el Instituto Municipal de Aseo Urbano y Domiciliario del municipio Iribarren del estado Lara, Imaubar.

 

SOBRE EL PROCESO

En el texto presentado, también se solicitó que se decretara medida cautelar de embargo de bienes muebles propiedad del Instituto (") a los fines de garantizar las resultas del presente juicio. El 13 de enero de 2000, se dio cuenta en Sala y se ordenó el pase del expediente al Juzgado de Sustanciación para su admisión y, de ser procedente, proveyera sobre el pronunciamiento previo solicitado. El 1° de febrero de 2000, se admitió la demanda, cuanto ha lugar en derecho, y se ordenó el emplazamiento del Instituto de Aseo Urbano, así como la notificación del Síndico Procurador de dicho Municipio.

 

Posteriormente, el 24 de mayo de 2000, la representación judicial de la empresa demandante,  contestó  la  cuestión  previa opuesta, subsanando y corrigiendo -según sostienen- los defectos de forma invocados por la parte demandada y el 30 mayo de 2000, las apoderadas judiciales del Instituto demandado realizaron observaciones al escrito de subsanación consignado.

 

El 4 de abril de 2002,  mediante auto, fue declarada procedente la inhibición planteada, se constituyó la Sala Político-Administrativa Accidental y luego de otra serie de trámites, que forman parte del proceso, el 20 de febrero de 2008 el apoderado judicial del Imaubar, solicitó que se declare la perención de la instancia en la presente causa.

 

SOBRE LA PERENCIÓN

Luego de observar el caso, y de antes de emitir pronunciamiento alguno, la Sala recordó que ha sido pacífico y reiterado el criterio conforme al cual la perención de la instancia constituye un medio de terminación procesal que opera cuando no se han realizado, en un período mayor de un (1) año, actos de procedimiento destinados a mantener en curso el proceso, tal y como lo preveía el artículo 86 de la derogada Ley Orgánica de la Corte Suprema de Justicia, y ahora, el artículo 19, decimoquinto aparte, de la Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Justicia de la República Bolivariana de Venezuela, o cuando se verifica el supuesto previsto en el encabezado del artículo 267 del Código de Procedimiento Civil.

 

DECISIÓN DE LA SALA

La Sala apreció finalmente que desde el 1° de agosto de 2000, día en que la representación judicial de la parte actora solicitó se dicte sentencia sobre la cuestión previa opuesta, hasta el 20 de febrero de 2008, momento en que el apoderado judicial del Instituto Municipal de Aseo Urbano ya mencionado, solicitó se declarara la perención de la instancia, no se realizó ningún acto de procedimiento; por lo tanto, resulta notorio que transcurrió con creces el lapso de un año aludido en el precitado artículo 86, debiendo la Sala declarar la perención de la instancia en la presente causa.

Autor:
  PRENSA/TSJ

Fecha de Publicación:
  15/08/2008

Pagina Web:
  

Correo Electrónico
  

Ir al tope

Recomendar esta página a un amigo(a)