miércoles, 26 de agosto de 2009
Juzgado de Sustanciación de la Sala Político Administrativa
Improcedente medida preventiva de embargo solicitada por apoderados del BCV
Ver Sentencia

Se trata de una demanda interpuesta contra una empresa, en mayo de este año, por intimación de honorarios profesionales



          El Juzgado de Sustanciación de la Sala Político Administrativa, del Tribunal Supremo de Justicia, declaró improcedente la medida preventiva de embargo solicitada por los apoderados  judiciales del Banco Central de Venezuela, quienes interpusieron demanda por estimación e intimación de honorarios profesionales contra la sociedad mercantil Intercontinental Business Trade, C.A., quien a su vez había interpuesto una demanda contra la República Bolivariana de Venezuela y la mencionada entidad bancaria, por cobro de bolívares.

 

         Al presentar su libelo de demanda, los abogados del BVC expusieron, entre otras cosas, que "a los fines de salvaguardar los derechos patrimoniales de nuestro representado (") solicitamos de esa respetable Sala Político Administrativa del Tribunal Supremo de Justicia, se sirva decretar Medida de Embargo Preventivo sobre bienes propiedad de la demandada (") que señalaremos en su debida oportunidad, hasta un monto límite prudencialmente calculado por esa Sala".

 

         Por otra parte, los apoderados de la demandada sociedad mercantil Intercontinental Business Trade, C.A, se opusieron ala solicitud de medida de embargo formulada, alegando que la misma resulta improcedente, "siendo que no cumple con los requisitos establecidos expresamente en el artículo 585 del Código de Procedimiento Civil".  Agregaron también que el solicitante de la medida de embargo se limita en su escrito a solicitar la medida de embargo, sin razonar ni demostrar la existencia del riesgo a que se refiere el artículo 585 del citado Código.

 

OBSERVACIONES Y DECISIÓN DE LA SALA

         De la revisión de las actas procesales, el Juzgado de Sustanciación observó que los abogados Carmen Rosa Terán Zue y Rafael Ernesto Pichardo Bello, en representación del Banco Central de Venezuela, fundamentaron su petición sólo en que tiene por objeto "evitar la inejecutabilidad del fallo dictado", y  efectivamente, tal como señalaron las apoderadas de la empresa intimada, no trajeron a los autos prueba alguna que haga presumir la existencia del riesgo de que resulte ilusoria la ejecución de la decisión definitiva en este juicio por estimación e intimación de honorarios.

 

         Como consecuencia, de lo anterior y dado el incumplimiento de uno de los requisitos previstos en el artículo 585 del Código de Procedimiento Civil, resultó forzoso para dicho Juzgado declarar improcedente la medida preventiva de embargo sobre bienes propiedad de la sociedad mercantil Intercontinental Business Trade, C.A. y procedente la oposición formulada por dicha empresa.

Autor:
  PRENSA/TSJ

Fecha de Publicación:
  26/08/2009

Pagina Web:
  

Correo Electrónico
  

Ir al tope

Recomendar esta página a un amigo(a)