jueves, 30 de junio de 2011
Dr. Miguel Carmona Ruano afirmó
El mayor reto es que seamos capaces de ofrecer a los ciudadanos la justicia que se merece

Acercar la justicia al ciudadano es una de las asignaturas pendientes de la Cumbre Judicial Iberoamericana, así lo manifestó durante una entrevista el doctor Miguel Carmona Ruano (España), vocal del Consejo Federal del Poder Judicial de su país y miembro de la Comisión de Seguimiento de esta instancia internacional de discusión y reflexión sobre temas referidos a la justicia, cuya II Ronda de Talleres se realiza actualmente en Caracas.

En tal sentido, informó que uno de los grupos de trabajo de esta II Ronda de Talleres de la XVI Cumbre Judicial Iberoamericana, discute el tema: Transparencia, Rendición de cuentas e Integridad de los Poderes Judiciales "porque en definitiva, un Poder Judicial por más técnicamente bueno que sea, si no genera confianza entre la población, si no sirve para asegurarle el derecho a los ciudadanos y para que estos perciban que sus derechos están siendo efectivamente asegurados a través del Sistema Judicial, no estaría cumpliendo su misión".

Afirmó, con base en la experiencia adquirida durante estos años de participar en la Cumbre Judicial, que el resultado de estas reuniones ha ayudado a la aplicación de una mejor administración de justicia. Mencionó como ejemplo, la implementación de Las Reglas de Brasilia las cuales a su juicio "están dado resultados concretos en nuestros países, al igual que el Estatuto del Juez Iberoamericano que constituye un intento positivo de reforma de las carreras judiciales y de los poderes judiciales. Igual se podría decir de cada uno de los otros instrumentos aprobados. En definitiva, la Cumbre lo que pretende ser es un espacio de reflexión conjunta y un punto de referencia en la que cada uno expone qué es lo que mejor le ha dado resultado en su respectivo país, pues todos tenemos que aprender de todos, aquí no hay quien enseñe y quien aprenda".

Explicó que el trabajo de la Comisión de Seguimiento es monitorear la implementación de los distintos instrumentos que se han elaborando a lo largo de las 15 ediciones que lleva la Cumbre, la cual en su opinión "ha sido muy productiva en cuanto a la elaboración de declaraciones de principios". Así como también en lo relativo "a las conductas o modos que deberían llevarse a cabo en los poderes judiciales. Se han creado en definitiva distintos instrumentos en los que conviene detenerse un momento y ver qué resultados están dando, si están dando el resultado esperado, qué habría que hacer para mejorar esos resultados. En definitiva, es hacer un seguimiento de cuál ha sido la actividad, qué se ha llevado a cabo hasta ahora y qué propuestas se podrían hacer a futuro para que se cumplan de la mejor manera posible los propósitos que se tenían cuando se crearon estas instituciones".

Al referirse a las conclusiones a las que se llega en cada cumbre, manifestó que éstas no son vinculantes para el trabajo jurídico que se realiza en las reuniones presidenciales. "La Cumbre no es un organismo internacional con personalidad jurídica propia como podría ser la Organización de Estados Americanos o las Naciones Unidas, es simplemente una reunión de presidentes de los Tribunales y Cortes Supremas y de los Consejos del Poder Judicial de los países de habla española y portuguesa de ambos lados del Atlántico. Está integrada por 23 miembros, incluido al principado de Andorra y el Estado Libre Asociado de Puerto Rico, y sus propuestas vinculan moralmente a quienes las han aprobado, pero no tienen una vinculación jurídica que permita dar inicio a un procedimiento por infracción".

Al ampliar su explicación sobre el trabajo que realiza la Comisión de Seguimiento, dijo que sus integrantes analizan la forma para hacer más efectiva la incorporación de los distintos reglamentos internos, como por ejemplo El Código Modelo Iberoamericano de Ética Judicial. "Este código se ha incorporado en algunos países y en otros no, depende de los mecanismos internos, porque son los propios jueces, a través de sus asociaciones, quienes están mejor posicionados para hacer esta incorporación". También pueden ser implementados por el Tribunal Supremo o por el Consejo de la Judicatura, agregó.

Las reglas de Brasilia: Documento estrella de la Cumbre Judicial

Al referirse a Las Reglas de Brasilia, las calificó como "el documento estrella de la Cumbre Judicial Iberoamericana". Este instrumento que se aprobó en Brasil en la XIV edición se creó para "facilitar y garantizar el acceso a la justicia a las personas y grupos que se encuentran en situación de especial vulnerabilidad". Son 100 reglas que, según explicó, tendrán que incorporarse a través de instrumentos legislativos unas, y otras tendrá que implementarlas el Poder Judicial. En conclusión, los procedimientos para implementar todas estas reglamentaciones programáticas que se van aprobando son parte del trabajo de la Comisión de Seguimiento.

"El objetivo de la Comisión de Seguimiento no es calificar quién lo hace bien y quién no, es conocer en qué medida (los instrumentos aprobados) están ayudando a los poderes judiciales de cada uno de los países miembros a una mejora. El intercambio de buenas experiencias y el fruto de la reflexión colectiva es en definitiva el objetivo de la Cumbre Judicial".

Finalmente, el doctor Carmona Ruano afirmó "estamos llegando a resultados y mejoras tangibles en los poderes judiciales de Iberoamérica".

Fecha de Publicación:
  30/06/2011

Pagina Web:
  

Correo Electrónico
  

Fotos
Ir al tope

Recomendar esta página a un amigo(a)