miércoles, 25 de octubre de 2000
Decidió la Sala de Casación Social (Accidental) del TSJ:
ANULADA DECISIÓN DE JUZGADO SUPERIOR QUE PERJUDICABA A LA EMPRESA ADIDAS DE VENEZUELA
El lapso para dictar sentencia definitiva en los procedimientos laborales, es el contemplado en el artículo 515 del Código de Procedimiento Civil, que es de 60 días contados a partir del acto de informes, pero el Tribunal de la causa (Juzgado Noveno de Primera Instancia), fijó 30 días continuos para decidir sobre el mérito del asunto y a partir del vencimiento de los mismos, razón suficiente para que la Sala de Casación Social –accidental- anulara el fallo anterior y la sentencia del Juzgado Superior que declaró inadmisible la apelación interpuesta por Adidas de Venezuela

La Sala de Casación Social (Accidental) del Tribunal Supremo de Justicia en ponencia del Magistrado Juan Rafael Perdomo declaró con lugar un recurso de casación interpuesto por la empresa Adidas Corporation de Venezuela, S.A. contra una decisión del Juzgado Superior Sexto del Trabajo de la Circunscripción Judicial del Área Metropolitana de Caracas, en un juicio por cobro de prestaciones sociales intentado por uno de sus ex trabajadores.

El demandante, Oscar Alirio Frías Zambrano, representado judicialmente por Marco Antonio Frías, demandó por cobro de prestaciones sociales a la mencionada empresa, representada por los abogados Santiago Gimón Estrada, Enrique Troconis Sosa, Sara Almosny Franco, Alfredo Romero Mendoza y Carmen Stevenson de Plaz, ante el Juzgado Noveno de Primera Instancia del Trabajo de la Circunscripción Judicial del Área Metropolitana de Caracas, el cual declaró con lugar la demanda, y posteriormente inadmisible por extemporánea la apelación ejercida contra el fallo por la parte demandada.

El Juzgado Superior Sexto del Trabajo de la misma Circunscripción Judicial, conociendo del recurso de hecho interpuesto por la parte demandada contra la decisión que declaró inadmisible la apelación, dictó decisión en fecha 2 de noviembre de 1999, declarando sin lugar el recurso. En vista de lo anterior, la empresa demandada intento un recurso de casación ante la Sala de Casación Social del Tribunal Supremo de Justicia.

Una vez admitido el recurso, el Magistrado Alberto Martini Urdaneta se inhibió para conocer del caso, por lo que se convocó al Dr. César Bustamante Pulido como suplente para integrar la Sala Accidental.

 

ALEGATOS DE ADIDAS

El demandante señaló que de conformidad con lo establecido en el ordinal 1º del artículo 313 del Código de Procedimiento Civil, se denuncia la infracción por el Juzgado Superior Sexto del Trabajo de los artículos 15, 515 y 208 del mencionado Código, cuyas normas no habrían sido tomadas en consideración al proferir el fallo.

Al respecto indicó que la doctrina de la Sala de Casación Civil de la extinta Corte Suprema de Justicia sobre la unificación de lapsos procesales en relación con los juicios especiales, el lapso para dictar sentencia definitiva en los procedimientos laborales, es el contemplado en el artículo 515 referido, de 60 días contados a partir del acto de informes; no obstante, lo cual, el Tribunal de la causa, contraviniendo ese dispositivo y esa doctrina, mediante providencia posterior al acto de informes, fijó 30 días continuos para decidir sobre el mérito del asunto y a partir del vencimiento de los mismos, se computó el lapso para apelar. Debido a lo anterior –indicó la parte demandante- se impidió actuar de manera oportuna contra esa decisión apelada y se vulneró su derecho a la defensa.

 

CONSIDERACIONES DE LA SALA

La Sala al estudiar el caso encontró que el Tribunal de la causa (Juzgado Noveno de Primera Instancia) no procedió en cuanto a la sentencia definitiva, según las disposiciones de la Ley Orgánica de Tribunales y de Procedimiento del Trabajo; ni tampoco lo hizo según las prescripciones del artículo 515 del Código de Procedimiento Civil, aplicable al caso conforme a la doctrina de la Sala de Casación Civil de la Corte Suprema de Justicia vigente para la época.

En su lugar –según el fallo de la Sala Social- se fijó un lapso de 30 días no autorizado en norma alguna, infringiendo el artículo 196 del Código de Procedimiento Civil, de acuerdo con el cual el Juez sólo podrá fijar términos y lapsos cuando la ley lo faculte expresamente al efecto, y el artículo 515 del referido Código en cuanto establece como lapso para dictar la sentencia definitiva de 60 días contados a partir del acto de informes, cuando éstos no se hubieren presentado, o a partir del vencimiento de los 8 días de despacho siguientes previstos para las observaciones a los informes, conforme tenía igualmente establecido la doctrina pacífica de esa Corte; en concordancia con el artículo 15 de ese mismo Código, en cuanto de ese modo se propició la indefinición o inadecuada definición del comienzo del término para apelar, y en definitiva también, la irregular interposición del recurso, que conllevó a la postre la declaratoria de su inadmisibilidad.

 

DECISIÓN

En vista de lo anterior la Sala de Casación Social (Accidental) del Tribunal Supremo de Justicia declaró con lugar el recurso de casación interpuesto por la empresa Adidas Corporation de Venezuela, S.A., anulándose el fallo impugnado y el auto del 18 de mayo de 1999, en el que se fijó un lapso de 30 días para sentenciar, así como de las actuaciones posteriores a la sentencia de primera instancia, y repone la causa al estado en que en el Tribunal de la causa se notifique a las partes sobre el comienzo del lapso para ejercer los recursos contra dicha sentencia.

Finalmente, se ordenó remitir el expediente al Tribunal de la causa, Juzgado Noveno de Primera Instancia del Trabajo de la Circunscripción Judicial del Área Metropolitana de Caracas y participar de la presente decisión al Juzgado Superior Sexto del Trabajo de la misma Circunscripción Judicial.

Autor:
  prensa TSJ

Fecha de Publicación:
  25/10/2000

Pagina Web:
  

Correo Electrónico
  

Ir al tope

Recomendar esta página a un amigo(a)