jueves, 07 de diciembre de 2006
Declinada la competencia en la Sala Político-Administrativa
Sala de Casación Civil se declaró incompetente para conocer interpretación de artículos de la Ley de Registro Público y del Notariado
Ver Sentencia

En su dictamen la Sala de Casación Civil indicó, ente otras cosas que "perteneciendo el derecho registral al campo del derecho administrativo, como antes quedó explicado, esta Sala estima que el presente recurso de interpretación debe ser conocido por la Sala Político Administrativa de este Alto Tribunal (...)"
La Sala de Casación Civil, con ponencia de su vicepresidenta, la magistrada Yris Armenia Peña Espinoza, se declaró incompetente para conocer el recurso de interpretación de los artículos 11, 12, 13, 23, 25 y 41 de la Ley de Registro Público y del Notariado, que fue presentado el 07 de abril de 2005 por José Jimeno Hernández, en su carácter de presidente de la asociación civil Consejo Venezolano de la Carne (Convecar). La competencia del conocimiento del presente caso fue declinado en la Sala Político Administrativa.

Indicó José Jimeno Hernández en su escrito de solicitud de interpretación que a pesar de la claridad de las normas cuya interpretación se solicita, recientemente se han sucedido toda una serie de eventos y hechos públicos comunicacionales, donde se pone en tela de juicio los cimientos mismos de nuestro derecho registral, lo que llena de una profunda preocupación a todos los operadores jurídicos acostumbrados a la seguridad jurídica que proporciona el sistema de registro público.

Al respecto esgrimió que es un hecho notorio comunicacional la cantidad de supuestos a nivel nacional, donde el Instituto Nacional de Tierras (INTI) ha declarado el carácter baldío de innumerables hectáreas de terreno pertenecientes a terceros, so pretexto, de un supuesto incumplimiento por parte de los propietarios de esas tierras de demostrar la "cadena titulativa" de la propiedad. Es decir, ese órgano administrativo ha descartado documentos públicos debidamente protocolizados como prueba de la titularidad de bienes inmuebles.

Señaló en el escrito que "el problema aquí planteado se circunscribe a determinar el contenido y alcance del principio de publicidad o fe pública registral en Venezuela; a partir de allí, esta Sala de Casación Civil habrá coadyuvado ¿dentro de los límites del problema planteado- considerablemente a establecer de forma definitiva la paz social y la seguridad jurídica necesaria para nuestro ordenamiento jurídico, lo que constituye el fin último del Estado (...)"

La Sala de Casación Civil al pronunciarse sobre su competencia para conocer del caso recordó que es competente para conocer y resolver el recurso de interpretación, la Sala afín con la materia debatida y precisó que en el presente caso, el solicitante presenta un recurso de interpretación de los artículos 11, 12, 13, 23, 25 y 41 de la Ley de Registro Público y del Notariado.

Agregó en su dictamen la Sala que los artículos cuya interpretación se solicita se refieren a las formalidades, requisitos, límites y efectos de los asientos registrales y la misión de los Registros Públicos dentro del marco de la Ley, por lo que "perteneciendo el derecho registral al campo del derecho administrativo, como antes quedó explicado, esta Sala estima que el presente recurso de interpretación debe ser conocido por la Sala Político Administrativa de este Alto Tribunal, por no encontrarse la normativa sometida a interpretación dentro del marco competencial de esta Sala de Casación Civil".

Autor:
  Prensa TSJ

Fecha de Publicación:
  07/12/2006

Pagina Web:
  

Correo Electrónico
  

Ir al tope

Recomendar esta página a un amigo(a)