lunes, 15 de diciembre de 2008
Dictamen de la Sala Penal
Declarada inadmisible una solicitud de avocamiento
Ver Sentencia

            La Sala de Casación Penal, con ponencia de su vicepresidene, magistrado Eladio Aponte Aponte, declaró inadmisible la solicitud de avocamiento propuesta por la defensa de Darwin Alberto Rodríguez, quien se encuentra sometido a una medida preventiva privativa de libertad en razón de la causa penal que cursa ante el Circuito Judicial Penal del estado Yaracuy, por la presunta comisión del delito de secuestro.

 

            Recordó la Sala del Alto Tribunal que su jurisprudencia ha  precisado aquellas condiciones taxativas e indispensables para la procedencia de la solicitud de avocamiento, limitándose a los casos graves o de escandalosas violaciones al ordenamiento jurídico que perjudiquen ostensivamente la imagen del Poder Judicial, la paz pública, la decencia o la institucionalidad democrática venezolana, y que se hayan desatendido o mal tramitado los recursos ordinarios o extraordinarios que los interesados hubieren ejercido.

 

            Agregó la Sala del Alto Tribunal que la solicitud de avocamiento debe estar determinada por fundados motivos donde se evidencien graves violaciones al ordenamiento jurídico que hayan sido reclamadas oportunamente ante los tribunales de instancia y se hayan desatendido o mal tramitado los recursos interpuestos.

 

            En el presente caso, precisó la Sala que la defensa de Darwin Alberto Rodríguez, alegó que su defendido fue privado de libertad sin imputación previa lo que a su juicio atribuye una violación a las decisiones de la Sala de Casación Penal sobre la materia de imputación. Además manifestó que el Juez de Control, no motivó las razones establecidas en el artículo 250 del Código Orgánico Procesal Penal, para acordar la medida preventiva privativa de libertad, lo que a su juicio constituye una violación del proceso que afecta la presunción de inocencia y el derecho a la libertad de su defendido.

 

            Precisó la Sala Penal que "de la revisión de la solicitud, se denota que el solicitante no hace alusión a los hechos establecidos por el Tribunal de Control ni por el Fiscal del Ministerio Público en la solicitud de la medida judicial privativa preventiva de libertad, ni los argumentos considerados por el juez de control para acordarla. Así mismo, no pone en evidencia una escandalosa violación al ordenamiento jurídico que perjudique osbtensiblemente la imagen y decencia del Poder Judicial, por cuanto las presuntas violaciones denunciadas por el solicitante pueden ser recurribles a través de los medios impugnativos que establece el Código Orgánico Procesal Penal."

 

            Por otra parte, a pesar  que la defensa hace alusión a la impugnación del fallo dictado por el Tribunal Nº 5 de Control del Circuito Judicial Penal del Estado Yaracuy, que decidió confirmar la orden de aprehensión interpuesta por el Ministerio Público sobre Darwin Alberto Rodríguez, "no consta en las actuaciones remitidas a la Sala, el pronunciamiento emitido por la alzada, sobre dicho planteamiento."

 

            Indicó la Sala de Casación Penal que "es pertinente ratificar que debido a las condiciones excepcionales del avocamiento, no puede pretenderse esta vía como fórmula expedita e idónea para la impugnación de los fallos desfavorables a las partes en el proceso, por cuanto, dicha solicitud debe estar fundada en claras y urgentes violaciones constitucionales  y legales que perjudiquen la decencia o integridad del Poder Judicial."

 

            En vista de lo anterior la Sala del Tribunal Supremo de Justicia consideró pertinente declarar inadmisible la solicitud de avocamiento interpuesta por la defensa privada de Darwin Alberto Rodríguez.

 

Fecha de Publicación:
  15/12/2008

Pagina Web:
  

Correo Electrónico
  

Ir al tope

Recomendar esta página a un amigo(a)